14 nov: Observación de DDHH sobre el Éxodo Migrante a su paso por Jalisco #CaravanaMigrante

Foto: El auditorio Benito Juárez en Guadalajara, Jalisco, el 13 de noviembre – Mario Marlo / Somos el medio

Monitoreo del Éxodo Migrante en la Zona Metropolitana de Guadalajara – Actualización de monitoreo del 12,13 y 14 de noviembre del 2018

 
A partir de la colaboración de voluntarios de “FM4. Paso Libre” y el Programa de Asuntos Migratorios del ITESO, compartimos con ustedes algunas observaciones durante nuestra participación en la atención de las personas migrantes que integran la “Caravana Migrante” tanto en el espacio del Auditorio Benito Juárez como en los puntos carreteros ubicados los días 12 y 13 de noviembre a la entrada y salida de la ciudad principalmente. Del día 14 de noviembre se reportan las actividades convocadas por el gobierno estatal para informar las siguientes acciones que estará coordinando para el paso de los siguientes grupos por el estado de Jalisco.
Lunes 12 de noviembre
1. Servicios y funcionamiento general
 
Observamos un funcionamiento adecuado de los servicios generales (comida, baño, médicos, psicológicos, víveres, ropa, colchonetas, organización en general, etc.), sin embargo, sí se observó que no hubo suficiente ropa para entregar a las personas migrantes. El personal apoyando en los servicios brindaba un trato amable.
Notamos dificultad y deficiencia en el registro del acceso de las personas “no migrantes”, como prensa y voluntarios. Esto a su vez entorpecía el ingreso de las personas migrantes por lo que también se observaron dificultades en el registro de la gente que entraba y salía.
En la cocina observamos que para su funcionamiento estaba a cargo el personal del DIF y de la Fiscalía. En todo momento se sirvió comida para quienes iban llegando. Se estaba considerando brindar 3 comidas y una colación. A partir de este día, consideramos que la acción de repartir y servir comida estuvo bien realizada. Por la noche hubo personas que se quejaban de que no había comida y por eso querían salir del albergue, aunque vimos que en cocina había muchas charolas de pan dulce, y ollas con café caliente. Hasta cerca de las 11:00pm todavía reportaban en comedor que se podía seguir entregando boletos de comida, pues seguían llegando personas al albergue.
No se pudo resolver la petición de las personas migrantes de apoyarles a recibir dinero de sus familiares. Ante esta negativa no observamos mal trato por parte de las autoridades. Si bien hubo, en general, buen trato, consideramos que hicieron falta personas para que quienes estaban atendiendo los servicios no tuvieran que hacer dobles turnos. Específicamente en el área de comedor sí se detectaron algunos comentarios despectivos por parte de funcionarios.
Observamos muy pertinente la participación del ACNUR dando una charla sobre el procedimiento de refugio tanto en México como en Estados Unidos.
a. Fuera del Auditorio “Benito Juárez”
A las 17:00 h aproximadamente se observó un grupo de 30 personas migrantes en un pequeño jardín con un quiosco al frente del Auditorio. Por medio de las autoridades se les pidió que reingresaran al lugar. Las personas migrantes que se encontraban en el Quiosco externaron que no estaba interesados en ingresar al recinto a pesar de lo señalado por las autoridades. Esta situación generó
tensión porque los vecinos del lugar habían externado su preocupación por la presencia de la “caravana” en el Auditorio; finalmente, algunas de las familias reingresaron al recinto. Observamos a un par de migrantes que no se mostraron respetuosos en su trato con las autoridades que les pidieron su ingreso.
Más tarde se hizo de nuestro conocimiento que autoridades desalojaron a todas las personas de ese jardín y del Quiosco, se pusieron vallas en el lugar y se nos comunicó trasladaron a las personas a una zona que habilitaron en la parte de atrás del auditorio. Esto no lo pudimos confirmar.
b. Puntos de recepción carreteros
En la caseta “La Joya” estaban alrededor de 25 autos de policía, camionetas, patrullas, camiones polarizados. También había ambulancias y paramédicos. Las autoridades presentes eran: Policía Municipal, Fuerza Única de Jalisco, Protección Civil. Además, estaban presentes la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (6 personas) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (2 personas).
Un grupo de religiosas y religiosos se organizó para recibir a las personas que iban llegando en los raites. Mientras las personas esperaban se les daba agua, comida y atención médica si así se requería. Una vez en el autobús personal de la CEDHJ se subía a explicarles a donde iba y a darles confianza. Se calcula que ningún migrante esperó más de 20 min. para subirse al transporte. Se detectaron algunos migrantes con megáfono organizando a la gente y dando instrucciones.
2. Seguridad
Nos preocupó la fuerte presencia de medios de comunicación, sin identificación o cumpliendo una regulación para el acercamiento con sobre las personas o zonas del albergue que podían filmar. Seguimos reiterando que para grabar a las personas migrantes se necesita su consentimiento expreso y ponderar la seguridad de las mismas. Se debe de tomar en cuenta que muchas de ellas tienen perfil de solicitantes de protección internacional y hacer pública su imagen podría ponerles en riesgo.
3. Atención a grupos vulnerables (mujeres, NNA, LGBTTTI)
 
A las 17:00 h observamos la llegada de un grupo mixto, entre quienes venían varias personas pertenecientes a la comunidad LGBTTTI. El representante de la Federación de Estudiantes Universitarios apoyó a habilitar el espacio específico para la atención de este grupo (puerta 12). De servicios se les brindó comida, asistencia médica, colchonetas y cobijas. Observamos que les abordó un –aparente- periodista que les solicitó acompañarles en el camino. Asimismo, vimos que llegó el Fiscal de Derechos Humanos a preguntar cómo se encontraban.
Martes 13 de noviembre
Consideraciones
 
Dada las particularidades que se vivieron durante este día no fue posible seguir de manera exacta el guion elaborado previamente para la tarea de monitoreo. Sin embargo, compartimos los puntos relevantes que pudimos recuperar desde el equipo “FM4. Paso Libre” y PRAMI ITESO. No queremos dejar de lado que, si bien estas dos partes llevamos a cabo la tarea del monitoreo, destacamos la participación de actores como los Scalabrinis, la FEU, el Albergue El Refugio, Cáritas y otros actores pertenecientes a la Iglesia, CEDHJ, CNDH y Sociedad Civil tanto para la labor humanitaria como difundiendo información sobre los acontecimientos y necesidades que se iban presentando y resolviendo. El trabajo coordinado y solidario entre todos estos actores mencionados ha sido muy importante y fundamental para dignificar el caminar de las personas pertenecientes a la Caravana.
Reconocemos y agradecemos la labor de Coordinación por parte del Instituto Jalisciense del Migrante movilizando a Protección Civil, Bomberos y DIF, que canalizaron recursos a las personas que se encontraban en la zona del Arenal.
1.Servicios y funcionamiento general
a. Dentro de las instalaciones del Auditorio “Benito Juárez”
 
Desde las 09:00 am que llegaron los equipos voluntarios al espacio del Auditorio Benito Juárez se hizo evidente la incertidumbre de las personas migrantes que aún se encontraban ahí. En el ingreso estaban ya las personas ordenadas en filas en los carriles dispuestos con vallas, esperando subirse a autobuses para su traslado a donde les iban a llevar; y en el interior iban recogiendo sus pertenencias para disponerse a partir, y los mismos migrantes también hacían labor de limpieza recogiendo y acomodando basura.
Cerca de las 10:00 AM, una persona de la caravana con megáfono en el interior del albergue, informaba que no se les estaba llevando hasta donde les habían dicho las autoridades, que solo los estaban sacando de la ciudad, y les instaba a esperar mientras que sus compañeros que no bajaban de los camiones en la caseta donde estaban, hacían presión para que cumplieran lo que en la noche anterior había sido un acuerdo con autoridades. Algunas personas del grupo que escuchaba no quisieron, y comenzaron a salir para irse por su cuenta. A partir de ahí, muchos grupos iniciaron su caminata a lo largo del Periférico hacia la caseta El Arenal, en la autopista hacia Tepic, Nayarit.
Funcionarios iniciaron a comunicar a las personas voluntarias y migrantes que se iba a cerrar el espacio y que había necesidad de desalojarlo. En un primer momento se manejó la versión de que “iban a fumigar” y por ello se requería desocupar el espacio. El equipo “FM4. Paso Libre” y el personal de ACNUR fueron de los últimos en desalojar el espacio pues solicitaban una comunicación oficial sobre esta decisión. Consideraron que era necesaria debido a que durante el proceso de coordinación que se había llevado a cabo durante días previos, la comunicación con instancias gubernamentales, incluyendo con la Secretaría general de Gobierno,
había sido fluida. De ahí que nos tomó por sorpresa no estar enterados sobre esta decisión.
A las personas migrantes que quedaban dentro del espacio las subieron a camiones y les trasladaron hacia el mismo punto carretero en donde ya se encontraban más personas desde las 06:00 AM. A la par de este momento de desalojo del Auditorio Benito Juárez personas voluntarias de “FM4”, Scalabrinis, ITESO, CEDHJ, entre otros, ya se estaban movilizando al espacio para monitorear el trayecto por Periférico hasta la caseta, y apoyar con víveres para atender las necesidades a las personas que se encontraban varadas en carretera.
b. En los puntos carreteros
 
A partir de las 09:00 AM estuvimos comunicándonos con la CNDH y la CEDHJ quienes nos informaron ir en camino hacia el Arenal donde se encontraba el grupo de personas que desde las 05:00 AM había salido de las instalaciones del Auditorio Benito Juárez, supuestamente, rumbo a Nayarit. Las personas que abordaron estos transportes en la madrugada no fueron llevadas hasta Nayarit sino hasta la caseta del Arenal en donde estuvieron esperando varias horas en la carretera a que les dieran respuestas o apoyo para continuar su camino. Se les pidió que desalojaran los camiones en la madrugada. Personas presentes en el lugar nos compartieron que algunos no esperaron respuestas y continuaron sus caminos en raite.
Después de las 10:30 AM, tras anunciarles en el Auditorio que necesitaban desalojar, las personas comenzaron a caminar por todo el periférico hasta Av. Vallarta. A las 13:30 en la desviación donde comienza la autopista hacia Tepic, había un grupo bastante grande
concentrado. En este punto empezaron a llegar patrullas federales y Protección Civil a entregar aguas y apoyar en caso de que alguien recibiera asistencia médica. La gente se encontraba acalorada y cansada.
Las personas empezaron a caminar por grupos pequeños hasta la caseta “El Arenal”. Para las patrullas fue complicado dar acompañamiento a los grupos por las vías rápidas y por la dispersión de los mismos. Había mucho riesgo en el Periférico y en la carretera debido a que unos caminaban dentro de los carriles y acotamiento, algunos descansaban en las vallas centrales de la autopista por ser la única sombra en el camino.
Las personas que esperaban en la caseta eran cerca de 900; había un gran número de familias compuestas por mujeres, niños y niñas. En el trayecto de la autopista equipo de FM4, de ITESO, Padres Scalabrinis, así como una camioneta del DIF repartimos agua, jugos fruta, galleta, y en la caseta una camioneta pick up del ayuntamiento del Arenal repartía naranjas y botellas de agua.
Al llegar a la caseta estaba un equipo de 5 personas de la CNDH, y nos comentaron que en Hostotipaquillo y Magdalena tenían otros dos puntos de guardia. También estaba Protección Civil, bomberos, Policías Federales, Fiscalía del Estado. En la caseta se estuvo de manera permanente desde las 15 hrs. aproximadamente, hasta media noche, equipo de ITESO y Cáritas, padres Scalabrinianos, FM4, académicos de UdeG, y algunos voluntarios, monitoreando y apoyando en la distribución de víveres.
A pesar de que llegaron insumos y víveres para las personas, durante la tarde hubo poco apoyo de comida. Hubo poca presencia de medios en el lugar. La CNDH fungió como interlocutor entre autoridades, caravana y sociedad civil. Al ver la dificultad para que las personas de la caravana avanzaran en raite, y sabiendo de que en Ixtlán Nayarit les esperaban camiones, la CNDH solicitó a quienes estábamos ahí (ITESO, Cáritas, UdeG, CEDHJ) apoyo para trasladarles hacia allá, priorizando a mujeres, niños, personas mayores o enfermas.
A las 18:30 el grupo de aproximadamente 900 personas que aún se encontraba en la caseta se reunió en Asamblea y definió que no seguirían su camino por ya ser de noche. Por ello, se prepararon para dormir en ese punto de la carretera. Personal de la CNDH comentó que se quedaría a monitorear y apoyar la situación. También había presencia de Policía federal.
Se nos informó que a media noche Cáritas envió apoyo con seminaristas que llevaron comida y cobijas. También nos informaron que un grupo de aproximadamente 150 personas estaba varado en el municipio de Magdalena, y personal de la CNDH y un sacerdote de Cáritas fueron en su búsqueda, hasta que finalmente supieron que ya habían avanzado a La Concha, municipio de Escuinapa, Sinaloa.
En acuerdo con dirigentes de la Caravana y la CNDH, se decidió que los autobuses llegarían a las 5:30 AM del día miércoles 14, para trasladarles hacia Ixtlán.
 
Miércoles 14 de noviembre
Desde las 05:00 AM, el equipo de ITESO, Cáritas, FEU-UdeG, CEDHJ y CNDH estuvimos en la recepción de camiones para el traslado de la caravana. Al llegar, las personas ya estaban esperando de manera ordenada en filas. En total fueron 22 viajes, para trasladar aproximadamente a 950 personas hacia Nayarit. El apoyo fue de Cáritas con 5 camiones, FEU con 3, CEDHJ con 2 e ITESO con 12.
Toda la jornada se dio en calma sin ningún incidente. Un representante de la Caravana, nos informó que al medio día ya todos los camiones habían llegado a su destino Ixtlán, y que de ahí ya estaban siendo movilizados hacia La Concha, Sinaloa, por los autobuses que dispuso el gobierno de Nayarit. CNDH y Policia Federal aseguró que ellos iban a estar monitoreando esta movilización.
El gobierno del Estado convocó a reuniones para plantear la postura ante las caravanas siguientes e informó que:
– No se abrirá otro albergue dado que hubo irregularidades y desórdenes en el funcionamiento del anterior por la actitud de varias personas migrantes.
– Se brindará atención humanitaria a las personas migrantes, pero solo es un esquema de paso por la ciudad, no para que se queden a dormir. El Gobierno afirma que no tiene recursos para acercar otro tipo de apoyos, alimentos o espacios, por lo tanto, sólo habrá agua y fruta y vigilancia policiaca.
– No se proveerá de transporte dado que no hay recursos para ello.
– La forma de atención a los siguientes grupos será a partir de la instalación de módulos de atención al migrante desde la entrada al estado hasta la salida (recorriendo el macro libramiento de la ciudad). Los cuerpos policiacos acompañarán a las personas migrantes todo el trayecto hasta la última caseta antes de salir del Estado. En caso de que se necesite atención médica grave se brindará hospitalización.
– Si tuvieran que pernoctar en alguno de los puntos de atención se llevarán cobijas y habrá vigilancia policiaca para seguridad.
– El INM ofreció un módulo en el centro de la ciudad para repatriación voluntaria, acelerar trámites de refugio que quieran iniciar estos grupos y potencial trabajo para quienes reciban documentación adecuada para ello.
Organizaciones eclesiales, Universidades y OSC como nosotros, estamos analizando de qué manera apoyar ante este nuevo esquema propuesto por el Gobierno Estatal.
Desde FM4 expresamos nuestra preocupación por la población con mayor la vulnerabilidad (NNA, mujeres y adultos mayores), las necesidades que éstas puedan llegar a tener en su paso por la ruta designada y la seguridad que se les brindará.
RECOMENDACIONES GENERALES:
 
1. Reforzar las condiciones de seguridad que se vayan tener en este esquema de atención (módulos a largo de una vía rápida) planteado por Gobierno del Estado. Hemos pedido que se considere la situación de los grupos más vulnerables y personas enfermas.
2. Que organismos de Derechos Humanos (como CEDHJ y CNDH) continúen monitoreando y acompañando a las personas migrantes asegurando así el cumplimiento y respeto a sus DDHH.
3. Cuestionar de fondo qué pasará con las personas migrantes que lleguen a la frontera Norte de México.
En ese sentido, creemos importante empezar a vislumbrar y a construir estrategias a mediano/largo plazo que faciliten el cumplimiento del objetivo último de las personas migrantes de vivir una vida digna y libre de violencia.
FIRMAN:
PRAMI ITESO DIGNIDAD Y JUSTICIA EN EL CAMINO AC
(FM4. PASO LIBRE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • #MEMORIAAYOTZINAPA

    [advps-slideshow optset="1"]