Nadie se va Todos nos quedamos!! La lucha para rechazar una híper urbanización capitalista en La Independencia, Monterrey, N.L.

En la norteña ciudad de Monterrey, México, tiene lugar un ejemplar movimiento de vecinos por la defensa de su barrio. Habitantes de las colonias Independencia, Tanques y América se han declarado en resistencia contra la construcción de un circuito de avenidas para atravesar el Cerro de la Loma Larga y unir San Pedro con el centro de Monterrey, pasando por encima de sus casas y su historia. Proyecto que incluye, con financiamiento de la iniciativa privada, la edificación de una cruz monumental, en un alto del mismo cerro.

El gobierno del estado ha hecho público recientemente el proyecto Distrito Independencia, al declarar que en 2019 comenzará la construcción de un sistema vial, que afectará tan sólo 145 predios, pero que medirá más de un kilómetro de largo, con cuatro carriles en cada sentido. (Todo un negocio integral!) El objetivo de tan importante infraestructura es comunicar a los grupos económicamente poderosos del municipio que concentra más burguesía en México (mayor PIB per cápita según Standard & Poor’s) con el centro de Monterrey, a costa de cientos de familias proletarias en un sector de gran tradición cultural que hoy se manifiesta para rechazar la construcción de esta pequeña autopista que no le ofrece ningún beneficio real.

Estos vecinos crearon la Junta de Vecinos en Resistencia y son los actuales habitantes de la popular, emblemática y más antigua colonia de la capital de Nuevo León, La Independencia. Desde que se enteraron del proyecto, se organizaron para averiguar y solicitar información sobre los planes del gobierno para la construcción de una Interconexión, así le llaman, que tendría un costo de 2,500 millones de pesos, por los gobiernos de Monterrey, San Pedro y Nuevo León.

La idea de atravesar un cerro con un túnel para que lo crucen automotores, supone un alto concepto del progreso, pero lo más cool es que además, su implementación tendrá poca afectación social, en beneficio de miles de automovilistas. Los vecinos de La Independencia no están cayendo en la trampa del discurso del dinero, al contrario, comprenden cómo funciona la Hidra y se organizan en consecuencia. La Indepe no se vende: se ama y se defiende!!

La práctica misma de las inmobiliarias y constructoras comerciales, evidencia que su interés es apoderarse de todos los recursos a su alrededor y crear otra realidad, con nueva población económicamente a la altura de sus complejos y no siempre bien construidos edificios. Pero cuidado! Para que los desarrolladores del mercado inmobiliario operen, es preciso primero que los gobiernos lleven a cabo el despojo de los territorios, a los pobladores, no importa que tan antiguos y legítimos sean éstos últimos.

La Independencia es el barrio más viejo de Monterrey, existe desde la segunda mitad del siglo XIX, conocido con el nombre de San Luisito. A finales del siglo XIX, llegaron a poblar ese lado del río Santa Catarina, trabajadores y artesanos, muchos de ellos provenientes de San Luis Potosí. En 1910 se le llamó Independencia, por conmemoración a los cien años del inicio de la gesta independentista.

Hoy en día La Independencia es un centro cultural original, con tradición musical y dancística guadalupana. Según los historiadores, antropólogos y sociólogos que han estudiado este lugar, La Indepe es cuna del Vallenato y la cumbia regiomontana; es un espacio preferentemente peatonal, con una vibrante actividad de la calle; con expresión cultural auténtica, identidad propia y una historia y unos personajes intensos y multiculturales; en síntesis: un lugar inevitable en Monterrey. Será por esto que al gran capital le interesa desintegrar y atravesar tan vital población, para consumir los territorios y sus recursos, una vez concluida su interconexión?

El de Distrito Independencia es un proyecto que afectará a toda las colonias de Monterrey que se encuentran entre el río Santa Catarina y el Cerro de La Loma Alta; los vecinos han investigado y saben que hay planes de construir otras avenidas y que eso supone el desplazamiento de población.

La experiencia nos advierte que una de las acciones de la gentrificación es desplazar la sociedad originaria que puebla los terrenos que sus intereses codician, para planificar después la construcción de espacios de la urbe postapocalíptica: Be Grands, plazas comerciales, carreteras e Interconexiones; donde el beneficio es para intereses privados, de inversionistas y de bienes raíces.

La Junta de Vecinos en Resistencia rechaza el proyecto de interconexión vial Monterrey San Pedro y la construcción de una cruz monumental en el cerro de Loma Larga.  Se han puesto de acuerdo y han salido a la calle a corear juntos:

Este es tu barrio, sal a defenderlo!

Nadie se va todos nos quedamos!

Barrios Si, Distrito No!

No a la Interconexión!

El 29 de junio de 2018 se llevó a cabo la tercera manifestación de protesta pacífica en la ciudad de Monterrey. Unos 300 habitantes de las colonias marcharon por varias cuadras de la ciudad hasta la Macroplaza, donde realizaron un mitin. Participaron familias enteras, gente de todas las edades, vecinos, amas de casa, infantes y padres de familia. En esas mismas fecha, la Junta de Vecinos en Resistencia se reunió con representantes del Concejo Indígena de Gobierno y con su vocera María de Jesús Patricio Martínez, que hicieron una parada en Monterrey, en su recorrido por todo México. En ese momento dos luchas se encontraron y la esperanza brilló, voló y voló.

Link a video: Tercera marcha por la defensa de nuestros barrios
Link: Comunicado

 

Video: Durante el encuentro de representantes del Concejo Indígena de Gobierno con vecinos de La Indepe, habla Betina Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *