Comunicado sobre el fin de la Galería Autónoma – CU

Ultimo semestre de la Galeria AutonomaCon el semestre que empieza, el proyecto de la Galería Autónoma CU (GACU), ubicada en el Auditorio Che Guevara, cumplirá nueve años de haber mantenido sus puertas abiertas con talleres, conciertos, foros, círculos de estudio, presentaciones de libros, reuniones y exposiciones, en los que diversas organizaciones, colectivos y la sociedad en general han compartido su trabajo y el espacio. Durante este largo recorrido, han sido muchas las experiencias y los aprendizajes, pero después de nueve años es momento de que la GACU se despida y que emprendamos la búsqueda de nuevos horizontes para el espacio para seguir caminando.

En TOR (Tejiendo Organización Revolucionaria), la organización encargada actualmente del espacio, consideramos que ha llegado el tiempo de concluir este proyecto y esto ocurrirá al término del semestre. Es decir, este será el último semestre de la Galería Autónoma CU. Sin embargo, este espacio se mantendrá libre y autónomo, en manos de la comunidad, y abierto a todos. No se lea entonces en nuestras palabras un adiós, la GACU dejará de existir con la intención de transformarse en algo nuevo.

En un inicio, el espacio surgió ante la necesidad de hacer frente al embate neoliberal que se vive dentro de la Universidad, también del interés por mantener espacios en manos de la comunidad, de resistir la política privatizadora y mercantil, en contra de la burocratización de los espacios universitarios y de la injerencia de las autoridades encabezadas por el rector y los grupos de poder dentro y fuera de la universidad cuyos intereses son y han sido ajenos a los intereses del pueblo y de la comunidad universitaria en los ámbitos educativo, social, cultural, político y económico.

Consideramos importante recalcar que gracias al esfuerzo de muchos estudiantes, maestros, trabajadores, luchadores sociales, organizaciones y colectivos, fue posible mantener abiertas las puertas de la GACU a diversas manifestaciones artísticas, proyectos políticos y académicos. Este trabajo aportó a desterrar prejuicios sobre el estudiantado y sus organizaciones, al realizar entre todos trabajo de articulación y comunicación, haciendo realidad los principios de horizontalidad, autonomía e independencia, bajo los cuales se ha trabajado siempre en la GACU y bajo los cuales seguirá trabajando el nuevo proyecto que se construya.

Para TOR, la GACU ha significado un proyecto de trabajo constante, disciplinado, combativo y abierto, cuyo principal objetivo ha sido abrir la Universidad a las diferentes expresiones políticas, artísticas, culturales, académicas y populares. De esta forma, el trabajo que se ha ido tejiendo aquí se ha enfocado en abrir espacios para quienes han sido despojados de esta posibilidad por la élite universitaria, es decir, para toda la comunidad que no está inmiscuida en las mafias que gobiernan la UNAM y así aportar a la articulación del movimiento que desde abajo y a la izquierda lucha por la construcción de un mundo justo.

El trabajo en la galería nos ha permitido participar en las coyunturas políticas que acechan al país desde el decenio pasado y desde nuestro papel de estudiantes. Nuestra orientación ha estado siempre en combatir al enemigo dentro y fuera de la universidad, señalando así con nuestra palabra y nuestro actuar el carácter reaccionario de las autoridades universitarias y del Estado. De esta forma, y con nuestras posibilidades, hemos mantenido la autocrítica y la reflexión sobre el camino andado.

La atrocidad que el Estado mexicano ha cometido contra los normalistas de Ayotzinapa con el asesinato de tres estudiantes y la desaparición forzada de 43 ha cambiado las condiciones para todos. La política sistemática de asesinar y desaparecer a los opositores políticos vuelve más evidente la guerra de clases que se desarrolla. La mentira, la impunidad y el encubrimiento cierran el círculo de la represión. Debemos asumir al enemigo y hacerle frente de manera organizada. En estas condiciones vemos que los tiempos que se respiran han cambiado, nos llaman a redoblar esfuerzos, a renovar nuestros objetivos, a organizarnos más y mejor para avanzar en proyectos que puedan nutrir al movimiento. Por esto, pensamos necesario reagruparnos y contribuir a la cohesión de aquellos que luchamos y reforzar este ambiente de indignación, propicio para convertirse en organización.

Sabemos que falta mucho camino por andar, así que empezamos este nuevo ciclo comprometidos con lo que viene, más organizados y con más trabajo. Convencidos de que puede desarrollarse un nuevo proyecto para el espacio que ocupa la GACU que aporte su granito de arena al movimiento de transformación social que tiene décadas gestándose en el país. La historia reciente demuestra que el sector estudiantil se moviliza y organiza cada vez con más fuerza. El trabajo realizado nos ha permitido aprender que los estudiantes tenemos la capacidad de crear organización y dinámicas propias, convirtiéndonos en sujetos activos de transformación, que podemos crear colectividades y sembrar rebeldía en diferentes rincones del país aportando a la construcción de alternativas anticapitalistas.

Hoy en día consideramos importante contribuir con lo que podamos a iniciativas que promuevan más la organización, por ello, a pesar de que el proyecto de la GACU ha dado frutos, pensamos que es importante aportar a la construcción de algo más grande para el movimiento estudiantil y para el movimiento social en general. Entendemos que caminando juntos seremos más fuertes y por ello buscaremos tender puentes y tejer redes que nos permitan avanzar hacia este nuevo proyecto de manera más sólida y contundente.

En toda esta historia, el intercambio y la compartición con compañeros que han formado parte de este proyecto, nos han permitido rectificar el camino y aprender de este andar colectivo. A todos ellos, a las organizaciones, colectivos e individualidades queremos agradecerles por haber construido con nosotros este espacio que pronto dejará de existir; pero no lo harán los esfuerzos, los sueños y los proyectos que aún tendrán lugar en él, aunque de diferente forma. En el mismo espíritu crítico serán bien recibidas las palabras e inquietudes de aquellos compañeros que han estado cerca y también de quienes desde lejos han mirado el lugar durante estos años.

Hemos escrito estas líneas para dar a conocer la noticia del fin de la GACU y el comienzo de algo nuevo, a todo le llega su final y es preciso dar muerte a lo creado para que pueda transformarse. Estén atentos al desenlace que a finales de mayo daremos a conocer el rumbo que tomará el espacio y anunciaremos el nuevo proyecto. ¡Aguas que ahí les va!

Ciudad Universitaria, febrero de 2015 

Tejiendo Organización Revolucionaria (TOR)

PD. No se confundan ni se engañen las autoridades, el espacio seguirá en manos de los estudiantes y el movimiento social, se mantendrá como un espacio autónomo, libre y rebelde.

Deja un comentario