Peña Nieto y Murillo sobre Ayotzinapa: Apagar el fuego con gasolina

Presentacion Inmediata con vidaMéxico, 27 de enero de 2015.- En muchos países del mundo tras una manifestación en 50 ciudades prontamente caería el jefe de estado. En México, al día siguiente de la enésima manifestación masiva por los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, sale el presidente y el abogado de la nación a repetir argumentos que nadie cree afirmando que los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa están muertos, sin pruebas materiales, basados simplemente en hipótesis, negándose a levantar acusaciones por desaparición forzada, lo que implicaría impunidad para autoridades de los tres niveles involucradas, mientras a lo largo del día circulan informaciones sobre el refuerzo de posiciones militares en Guerrero: intentan apagar el fuego con gasolina.

Es año de elecciones intermedias, los padres y las madres de los 43 llaman a impedir las elecciones hasta que no sean presentados con vida los 43. 43 estudiantes desaparecidos, un crimen de lesa humanidad que ha generado repudio entre la sociedad de muchos países del mundo, pero ante cuyas protestas, el líder nacional del PRD, partido bajo cuyo gobierno estatal y municipal ocurrió el crimen de lesa humanidad declara: “No se pude aceptar el rompimiento del orden constitucional, por eso es urgente que el gobierno aplique las garantías constitucionales para que los guerrerenses pueda acudir a las urnas el 7 de junio”. Jamás ha exigido con esa vehemencia que se garantice el orden constitucional y se presente de inmediato con vida a los 43.

Por la mañana la labor de apagafuegos inicia con la intervención de Peña Nieto, el chacal de Atenco, presidente de México que llegó a su cargo mediante la compra del voto, señala: “Estoy convencido de que este instante, este momento en la historia de México, de pena, de tragedia y de dolor, no puede dejarnos atrapados, no podemos quedarnos ahí.” “Lo importante es no quedarnos parados, paralizados y estancados, sino siempre dispuestos a seguir avanzando y caminando.”

Más tarde el abogado de la nación, el procurador general de la república Murillo Karam salió a presentar información vieja con el pretexto de una nueva detención, para concluir que todas las pruebas con las que cuentan son declaraciones, sin pruebas materiales de que los 43 estudiantes estén muertos, sustancia de la información que presentaba hoy. La conferencia de prensa terminó accidentadamente ante incisivas preguntas de la prensa que el procurador ya no quiso contestar, sólo terminó rematando que el ejército no había tenido nada que ver.

A las 8 de la noche, madres y padres de los 43 convocaron a una conferencia de prensa donde denuncian la forma en que el procurador general de justicia pretende cerrar el expediente de la desaparición de los 43, violentando principalmente dos acuerdos realizados por los madres y madres con Peña Nieto:

1.- Que toda información que se hiciese pública sobre el caso se daría a conocer primeramente a los padres y madres de familia de los 43, cosa que no ocurrió con la información difundida el día de hoy.

2.- Esta información no pudo ser verificada por los familiares por que no les han entregado las copias de los expedientes consignados, como se había comprometido Peña Nieto en Los Pinos.

Los padres y madres señalaron que no permitirán que se cierre la investigación con la teoría que presenta la procuraduría, cuyas conclusiones se integraron con solo las declaraciones de los detenidos, según la cual los 43 estudiantes de Ayotzinapa habrían sido asesinados y calcinados en el basurero de Cocula, mientras un grupo de investigadores independientes ha mostrado la imposibilidad de la destrucción de restos humanos hasta convertirlos con cenizas con este método.

El abogado de Tlachinollan denunció la movilización de tropas de la Policía Federal y el Ejército tras difundirse las declaraciones de la procuraduría sobre el caso de los 43.

Los padres y madres de familia de los 43 de Ayotzinapa apuntaron 10 inconsistencias en los “resultados” presentados hoy por la PGR que impedirían que se cierre el expediente en estos momentos:

1.- No hay certeza científica. De cada peritaje presentado por la PGR se requieren peritajes independientes, dado el largo historial de fabricación de pruebas que tienen las procuradurías en México.
2.- La declaración del sujeto apoyado “El Cepillo” no es concluyente, por que el mismo acepta no haber presenciado los hechos de principio a fin.
3.- Hay denuncias sobre coacción a varios inculpados, lo cual debe ser investigado para garantizar que esas declaraciones no fueron obtenidas por la fuerza.
4.- No hubo esclarecimiento del asesinato del estudiante Julio César Mondragón Fontes, el compañero desollado, cuyo esclarecimiento es esencial para entender qué pasó esa noche.
5.- Continúan prófugas personas, que en la propia versión oficial son claves, entre ellas 11 de las 15 personas que la PGR ubica en el basurero de Cocula. También están pendientes de realizarse las detenciones de Felipe Flores Vázquez, de Francisco Salgado Valladares, de Gildardo López Astudillo, alias el “Cabo Gil” y hemos hablado de Ángel Casarrubias, el Mochomo, todas esas personas continúan prófugas y sus detenciones podrían cambiar el rumbo de la averiguación previa.
6.- No hay un solo juicio iniciado por desaparición forzada. Eso quiere decir que a los funcionarios públicos se les va a dejar intocados por desaparición forzada, cuando esa es la figura delictiva más idonea por la que debieran ser sancionadas estas personas.
7.- Hay una inconsistencia en el expediente por el que no se pueda cerrar. Coexisten en el expediente dos versiones contradictorias entre sí. Tiene que establecerse por que en un principio hay personas que señalan un destino de los estudiantes rumbo a Pueblo Viejo y Cerro las parotas, y después sale la versión de Cocula.
8.- No hay certeza legal de la muerte de los estudiantes. Solo hay una identificación osea de Alexander Mora Venancio, y no puede establecerse que hay certeza legal para consignar por homicidio sobre los 43. ¿Cómo se va a consignar por homicidio si no hay evidencia científica y pruebas técnicas de que los 42 compañeros fallecieron? El cuerpo del delito no estaría acreditado.
9.- No ha sido investigado el ejército.
10.- No ha sido investigado el estado delincuencial que permitió llegar a la desaparición forzada de 43 estudiantes. Lo que incluye investigar al gobernador y al procurador de Guerrero y a los alcaldes de la zona norte de Guerrero.

Los padres y madres señalaron la responsabilidad internacional del estado mexicano por las violaciones a los derechos humanos cometidas en este caso y acudirán a la justicia internacional, en un primer momento acudiento al Comité de Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas y en un segundo momento a partir de la intervención que tendrá el grupo interdisciplinario de la Comisión Internacional de Derechos Humanos que vendrá a hacer una evaluación técnica del trabajo desarrollado por el gobierno mexicano ante la desaparición de los 43.

“Queremos decirles, nosotros como padres, que el gobierno nos ha pisoteado la dignidad, nos ha destrozado, no estamos de acuerdo con todo los que nos está haciendo. Primero nos dijeron que nuestros hijos estaban en las fosas, luego que en Cocula, en el basurero. Y eso ya no nos da seguridad de nada, no podemos aceptar nada, por que no tenemos suficientes pruebas para aceptarlo. Nosotros como padres vamos a seguir luchando, hasta tener en las manos a nuestros hijos, no podemos irnos a nuestras casas con este dolor que cargamos.”

“El gobierno ya quiere dar carpetazo a este caso, por que le urgen las elecciones.””Han dicho que están muertos, pero no hay pruebas, así que desde aquí le digo a Peña Nieto, que nos entregue a nuestros hijos, que sea más pronto. Por que ya nos conocieron todos los padres que somos aquí de los 43, y si tanto delito que hicieron nuestros hijos, estamos presentes, damos la vida por nuestros hijos, que dejen a ellos que realicen sus sueños, nosotros ya vivimos unos años más, pero ellos apenas están empezando a crecer.”

“También quiero decirle que tenga un poco de vergüenza esa bola de corruptos, el presidente, Miguel Ángel Osorio Chong, Murillo Karam, que tengan un poco de sangre en la cara, por que a mí por ejemplo si me dicen “vete” de un lugar, yo me voy, por que tengo dignidad y vergüenza, pero esa gente con tal de seguir en el poder no importa lo que la gente le diga. Pero ya que tengan un poco de sangre en la cara y que se larguen, no puede con este caso, y que no se haga menso y que sí, que tiene a nuestros hijos que nos los entregue.”

“El 27 batallón de Iguala si participó, ellos desde a buena hora empezaron a bloquear las calles, salidas, entradas, ¿para qué? para poder hacer bien su operación. Y hablamos con pruebas, no nomás por que hablamos. Cuando los muchachos fueron a pedirles auxilio no los auxiliaron, los agredieron. Les obligaron a poner el altavoz y a decir que todo estaba bien. Nada estaba bien, todo estaba mal.”

“La ciudadanía de Iguala nos había dicho que el ejército había retenido a unos estudiantes en la calle. Nos trasladamos al cuartel del ejército para ver si ahí estaban nuestros familiares. Lo que dice Murillo Karam de que no participaron los militares es mentira. El comandante de Iguala nos dijo que si salió a la calle. Y la misma gente dice que vió a los militares agrediendo a los estudiantes ya tirados.”

“Soy otra mamá de familia de otro chico desaparecido, que no está desaparecido, el gobierno lo tiene de-te-ni-do.”

La lucha por los 43 de Ayotzinapa ya superó las fiestas de fin de año, que regularmente funcionan como dique donde se agotan los movimientos iniciados tardíamente en el año. La indignación no se agotó en el consumismo de fin de año. Mucha gente a pié de plaza, de carretera y desde sus espacios de acción concreto exigen la presentación inmediata con vida de los 43, justicia para todos los culpables de la masacre y desaparición de la noche del 26 de septiembre de 2014, y no pocos ni pocas exigen también la caída de Peña Nieto. El grito de indignación es nacional e internacional, junto a la gente indignada de todas las generaciones, las jóvenes generaciones también han salido masivamente a manifestarse. Algo se está gestando en México, una indignación y una rabia que se encuentra en la encrucijada, en la bifurcación del camino donde por una parte está un sistema político corrompido hasta la médula, que criminaliza, asesina, desaparece y tortura a la población y por la otra están los experimentos de los cachitos de mundos nuevos que muchas organizaciones, colectivos y comunidades han construído durante estas décadas a lo largo y ancho del país.

Diversas generaciones que estos meses y estos años tendrán que optar o por conformarse, por claudicar, por rendirse en sus ansias de justicia, o por luchar, por no venderse, por no rendirse y por empezar a construir otra cosa, donde los Peña Nieto, los Aguirre, los Abarca y el sistema político mexicano no sean posibles nunca más.

Las madres y los padres de los 43 de Ayotzinapa y sus compañeros normalistas han tocado a la puerta de la conciencia nacional. Detrás de la puerta y del cerco informativo cientos de miles han escuchado y empezado a actuar en consecuencia.

Continuará…

Deja un comentario