El estado mexicano utiliza toda la fuerza para aplastar a los pobres

Deja un comentario