De Ayotzinapa para Ostula: Nos solidarizamos y exigimos juicio y castigo

Foto de archivo

Foto de archivo

Compañerxs del Congreso Nacional Indígena.

PRESENTES

Por este medio les hacemos llegar el comunicado que las madres y los padres de los estudiantes desparecidos y asesinados de Ayotzinapa acordaron enviar a la Comunidad indígena de Ostula, en Michoacán, después del ataque del que fueron víctimas por parte del Ejército mexicano.

COMUNICADO

LAS MADRES Y PADRES DE LOS 43 ESTUDIANTES DESAPARECIDOS EL 26 Y 27 DE SEPTIEMBRE NOS SOLIDARIZAMOS CON EL PUEBLO DE OSTULA Y EXIGIMOS JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES MATERIALES E INTELECTUALES DEL ATAQUE Y LOS ASESINATOS.

Estamos enterados a través de los medios de comunicación que el domingo 19 de julio de 2015 el Ejército mexicano atacó la comunidad indígena de Santa María Ostula en Michoacán donde se reportó un niño muerto y dos menores heridos.

En las comunidades indígenas de Guerrero como en Ostula, en donde ante la inoperancia de las estrategias gubernamentales para contener el rompimiento del tejido social por parte de la delincuencia organizada, la conformación de grupos de policía comunitaria ha sido la única alternativa para garantizar la seguridad de sus habitantes, en repuesta el narco-estado mexicano y sus instituciones pretenden detener la consolidación de estos sistemas alternativos de justicia y su expansión, fabricando delitos a sus representantes más visibles y encarcelándolos.

También en Santa María Ostula, después de un aparatoso operativo militar se dio la detención del comandante de la policía comunitaria de Santa María Ostula, Cemeí Verdía. Ante las acciones emprendidas por las fuerzas federales la comunidad de Santa María Ostula se movilizó y retuvo a varios miembros del ejército mexicano que participaron en las agresiones, y al igual que lo sucedido el 7 de junio de 2015 en Tlapa, Guerrero, donde la policía federal asesino al estudiante Antonio Vivar Díaz, en Ostula los militares dispararon a mansalva en contra de las personas que se asomaban a las ventanas, incluso a los niños, resultando muerto el niño Edilberto Reyes García, cuando una bala atravesó su cráneo a un costado del ojo derecho y otros niños resultaron heridos por las balas de los militares asesinos.

Las madres y padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, en nuestro peregrinar en búsqueda de la solidaridad, recorrimos diversos lugares de varios estados del país visitamos Ostula y ese noble pueblo nos brindó su más amplia solidaridad y cobijó nuestro dolor dándonos fuerzas para seguir adelante. Hoy con la misma generosidad les manifestamos nuestra más amplia solidaridad, les decimos que no están solos, que lucharemos junto a ustedes para exigir al narco-estado mexicano que cese la represión en contra de los pueblos que se organizan para defender sus derechos y exigimos que se castigue a los responsables materiales e intelectuales de este artero crimen y las heridas ocasionadas a otros niños, también exigimos la inmediata libertad de Cemeí Verdía comandante de la policía comunitaria de Santa María Ostula.

Atentamente

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Comité de madres y padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural, “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

Deja un comentario