Federales torturan y desaparecen a pobladores de Carrizalillo buscando a los 43 desaparecidos de Ayotzinapa

RepresionMientras diversas versiones indican que la masacre de estudiantes de Ayotzinapa y la desaparición de 43 de ellos en Iguala fue realizada por policías de Iguala, con la omisión de policías estatales, federales y soldados del campo militar cercano que testificaron los hechos a la orilla de la carretera, ahora las fuerzas federales están entrando a las comunidades a buscar información que el gobierno federal debe tener desde la madrugada del 27 de septiembre, cuando al menos fueron cómplices por omisión de los hechos, quien sabe si de hecho testigos de un operativo conjunto acordado por los gobiernos federal, estatal y municipal.

Policías federales, de la Gendarmería nacional y soldados de la Marina torturaron y desaparecieron a pobladores de Carrizalillo y de Alvaro Obregón en las inmediaciones de la zona donde fueron desaparecidos los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. Cabe hacer mención como otro hilo suelto, que esa zona es explotada por la minera Gold Corp, y que los pobladores son continuamente extorsionados en la zona por sicarios que son enviados para robarles dinero.

Una nota del Sur de Acapulco publicada hoy apunta:

“Una mujer de nombre Edith denunció que fue golpeada por los efectivos federales quienes irrumpieron en su casa y le colocaron una bolsa de plástico negra, y a sus hijos menores de edad los encañonaron.

“Me golpearon y me tiraron al piso, después me colocaron una bolsa de plástico negra y me gritaban que dónde estaban las fosas que no me hiciera pendeja porque yo sabía dónde estaban”, narró la mujer de unos 45 años.”

Otro testimonio señala: “se llevaron a mi esposo y una computadora”.

“Peña Nieto para que nos mandó a la Policía Federal para que nos acaben de matar, eso quiere, quiere más fosas nuevas para nosotros”

En la misma nota, según un reporte de Proceso señala: “Informes oficiales consultados por este semanario indican que este grupo de sicarios salió de la ciudad de Iguala con el respaldo de autoridades de los tres niveles y del Ejército, y se refugiaron en la comunidad de Carrizalillo, donde permanecen escondidos desde hace dos semanas cuando al menos 100 delincuentes que se posesionaron del poblado”

 

Deja un comentario