Actualización: Libres 4 presos políticos del 2 de octubre en Oaxaca

Hoy fueron nuestros compañeros mixes - Filadelfo AldazEl pasado 2 de octubre, tras una ruda manifestación que cargó contra una empresa de venta de automóviles y contra tiendas de autoservicio, se dio una ilegal razzia (todas lo son) donde 52 personas fueron detenidas arbitrariamente en la ciudad de Oaxaca en un operativo conjunto de policías estatales y municipales, la mayor parte de detenidos fueron detenidos por su aspecto, por ejemplo un trabajador del templo de San Francisco quien se encontraba en plena jornada laboral, pero que cometió el “crimen” de portar una playera negra con el logotipo de la banda de rock pop “Héroes del silencio”, contando ello como prueba material para los policías que lo detuvieron de que era un consumado “anarcopunk”.

Las 52 personas estuvieron por 7 horas en esa zona gris de los desaparecidos, dado que había testigos, fotos y grabaciones de su detención por parte de policías municipales y estatales, pero no eran presentadas ante el ministerio público, es decir que estaban detenidas-desaparecidas.

Tras 7 tensas horas donde familiares de detenidos recorrieron cuarteles de policía y oficinas del ministerio público, solo 9 de esas personas fueron presentadas ante el ministerio público del fuero común, eventualmente 5 de ellas fueron liberadas por ser menores de edad y 4 enviadas a reclusorios sin que hubiera pruebas que les involucrara en los daños de que se les acusaba.

El 11 de octubre estas 4 personas fueron liberadas por falta de pruebas ante su arbitraria detención, incluso como señalamos al principio uno de los detenidos era un trabajador que fue abducido por la policía en medio de su jornada laboral en el templo de San Francisco.

Desde su detención se dieron diversas movilizaciones de familiares y de maestros y maestras de la sección 22. Fue evidente que la policía en Oaxaca viola sistemáticamente el debido proceso. Fue evidente también que los boletines tanto de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca como del gobierno de Oaxaca hacían malabarismos con los términos legales, haciendo pasar por legal la no presentación inmediata de los detenidos ante el ministerio público.

En Oaxaca como en el resto del país se vive un clima de violaciones masivas a los derechos humanos, donde re realizan razzias, detenciones arbitrarias, acusaciones no individualizadas, penas de cárcel a gente levantada en razzias que finalmente es liberada sin que se le puedan probar los cargos y sin que ninguna autoridad sea acusada y procesada de estas violaciones a la ley y a los derechos humanos.

Sin cargos al no existir pruebas que los implicaran salieron libres de los reclusorios de Tlacolula y Santa María Ixcotel: Fidel Desiderio Martínez, Irving Pérez Monjaraz, Julio Eder Luria Vásquez y Rocío Celeste Martínez Gregorio. Ello no obstó para que el gobierno de Oaxaca el 2 y 3 de octubre hiciera un llamado a través de los medios a presentar acusaciones en su contra, violando el principio de presunción de inocencia.

Deja un comentario