Recuento de la visita de la Caravana 43 a los Estados Unidos de América.

Siete meses exigiendo Justicia

Recuento de la visita de la Caravana 43 a los Estados Unidos de América.

Ante la desaparición forzada de 43 estudiantes de la escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de  Ayotzinapa, Guerrero el 26 de Septiembre del 2014,  los compañeros  de Ayotzinapa y su familiares decidieron salir a las calles, plazas, carreteras y cuarteles a buscar justicia, lo hicieron orillados ante la injusticia de la desaparición forzada de sus compañeros, el asesinato de 3 más y  la falta de atención médica inmediata que llevó a una cuarta víctima a vivir en estado vegetal. Fueron utilizados todos los medios de control, desde el político-militar hasta los fácticos, la verdad parecía que no iba a salir de México, los medios internacionales hablaban a medias de la realidad vivida por los compañeros y muy a pesar de las grabaciones de los teléfonos celulares de algunos de los estudiantes y de los  videos publicados en YouTube o lo dicho por los medios libres,  en el extranjero se torcía la realidad, se ocultaban los hechos.

Entonces surge la organización de los muchos y las muchas que se deciden a no callar y se organizan en el extranjero a pedir la presentación con vida de los 43 jóvenes desaparecidos forzadamente y castigo a los culpables; a partir del 26 de septiembre del año pasado se lanzan comunicados en el extranjero, se organizan marchas, volanteo, asambleas y jornadas culturales, algunas simultaneas otras separadas, algunas organizaciones sin saber que otras existían se movilizaban en Estados Unidos por Ayotzinapa, a estos esfuerzos se suma la visita de once elementos de Ayotzinapa: padres, estudiantes y familiares que estuvieron de paso por Estados Unidos.

Se lanza la convocatoria y se organizan por ciudades para reunir dinero para pagar los gastos de la Caravana y  entonces, lo que parecía un sueño lejano se hace realidad; divididos en 3 grupos por fin las once personas entre padres, estudiantes y familiares visitan el Centro, el Atlántico y el Pacífico y  recorren más de 43 ciudades y lo más difícil,  era reunir a los  muchos y a las muchas en torno a un todo y se lograba poco a poco, después de largas reuniones,  de acuerdos y desacuerdos por fin llega el día de la llegada de la caravana de Ayotzinapa.

Al hacer un recuento de la visita de 44 días y por 44 ciudades,  percibimos que no estamos solos, qué hay infinidad de gente por ahí, por acá y más allá haciendo sus luchas en los  barrios, en asambleas, gente que nunca había participado se une y hasta elaboran sus propias pancartas ya sean del movimiento lésbico, brutalidad policíaca,  movimientos indigenistas o meras mujeres que se unen contra la brutalidad en su alrededor, en fin, hubo una diversidad de gente, cientos fueron los que no aparecieron en las fotografías, ni tampoco fueron  nombrados, pero que ahí estuvieron cooperando con algunas monedas para enviarlas a las 43 familias, aportando el agua, el café, las tortillas o simplemente esperando el día en el que llegaban a su ciudad.

Se sintió la fuerza de la unidad, se sintió el amor a los otros y a las otras, a los que sufren por la pérdida de sus hijos, a los que sufren por las injusticias, se sintió el aire cálido lleno de esperanza, hubo quienes preguntaron, ¿y en qué les podemos ayudar?, ¿qué podemos hacer nosotros desde acá?  Entonces nos dimos cuenta que aun somos sujetos capaces de sentir lo que otros sienten, capaces de tumbar muros, cercos y recorrer largas distancias por el dolor de otros y hacer ese dolor nuestro;  entonces las consignas que se gritaban en las calles se volvieron realidades, ¡los padres, familiares y amigos de los muertos y desaparecidos de los estudiantes Ayotzinapa no están solos! y se pudo palpar en las comunidades, en los salones llenos y hasta esperando el siguiente turno para poder oír a los padres y familiares de los desaparecidos; las calles vibraron por el coraje de exigir al gobierno de Estados Unidos un ¡alto al plan Mérida! Y, al gobierno Mexicano exigir la ¡presentación inmediata con vida de los 43 y castigo a los culpables!

En cada lugar y por  una y otra vez fue repetida la historia de horror de los sobrevivientes que pudieron escapar de la terrible noche del 26  y madrugada del 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero México y miles de veces se afirmó la participación del Estado mexicano representado por el ejército y policías municipales, muchas veces más se afirmó que el gobierno mexicano representado por Enrique Peña Nieto cometió un crimen de lesa humanidad en contra de los estudiantes de la escuela normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

El camino por recorrer aun es largo pero los que antes nos habíamos creído el cuento ese de que no podemos hacer nada ante la ignominia y la injusticia,  nos dimos cuenta que ante un pueblo organizado ningún gobierno puede hacer nada y, prueba de ello, es que al cierre de la Caravana 43 en Estados Unidos ya camina otra por los países de Europa, en donde los colectivos, sindicatos y personas singulares hacen vibrar las calles de rabia mientras gritan a viva voz y en varias lenguas ¡exigimos la inmediata presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y castigo a los culpables!

¡Fue el Estado mexicano!

¡Justicia a este crimen de lesa humanidad!

El Paso, TX – Las Cruces, NM – San Diego, CA – Santa Ana, CA – Los Angeles, CA – Oxnard, CA – Fresno, CA – San Francisco, CA – Berkeley, CA – Sacramento, CA – Santa Rosa, CA – Portland, OR – Olympia, WA – Seattle, WA – Yakima, WA – Las Vegas, NV – Denver, CO-San Antonio, TX – Austin, TX – Dallas, TX – Kansas City, KS – St. Louis, MO – St. Paul, MN – Milwaukee, WI – Chicago, IL – Grand Rapids, MI – Lansing, MI – Detroit, MI – Columbus, OH- McAllen, TX – Houston, TX – New Orleans, LA – Birmingham, AL – Atlanta, GA – Durham, NC – Blacksburg, VA – Richmond, VA – Baltimore, MD – Washington, DC – Philadelphia, PA – New York, NY – Hartford, CT – Boston, MA

PRESENTE!

 

Deja un comentario