Brutalidad Policíaca en California.

Marcha Julio 12 2014

A  LAS ORGANIZACIONES INDEPENDIENTES

A LOS MEDIOS LIBRES

Ayer en una rueda de prensa el Abogado del Distrito del Condado de Ventura, California Greg Totten anuncio que NO se levantaran cargos contra los 9 policías que participaron en la terrible y fatídica noche en la que bajo una lluvia de balas arrancaron cobardemente la vida de Alfonso Limón Jr.

La fatídica noche de Octubre 13 de 2012, Alfonso Limón Jr. fue baleado repetidamente entre 16 y 21 veces por 9 elementos del Departamento de Policía de Oxnard, California. La familia Limón y el equipo de abogados explicaron que Alfonso Limón (de 21 años de edad) fue asesinado brutalmente por policías de Oxnard. Después de salir a correr con su hermano Gerardo en su barrio de La Colonia, Alfonso se encontró entre Oficiales de Oxnard y dos sospechosos. Al escuchar disparos, se tiró inmediatamente al suelo y trató de buscar refugio en unos arbustos. Desarmado y boca bajo, no presentaba ninguna amenaza para los oficiales, quienes estaban excesivamente armados y vestidos con chalecos anti-balas. En ningún momento se le pidió que se mantuviera quieto o que se tirara al suelo, y en ningún momento fue cuestionado para comprobar su identidad o determinar si él era uno de los sospechosos. Sin embargo, nueve policías acribillaron su cuerpo con balazos, disparándole entre 16-20 veces con pistolas y rifles. Alfonso Limón fue negada la oportunidad de hablar, y este crimen un ejemplo de la conducta comúnmente vista por policías: “primero dispara, después preguntas.”

Después de dos años de dolor,  la familia Limón sigue sobrellevado esta pena mientras que los nueve oficiales involucrados en el tiroteo fueron puestos en ausencia administrativa (vacaciones pagadas) y recibieron un ligero re-entrenamiento antes de volver a seguir patrullando las calles del mismo barrio que aterrorizaron. Uno de ellos, el policía de tránsito Ernie Orozco, decidió jubilarse temprano y ahora se encuentra disfrutando tranquilamente con su pensión generosa. Otro oficial, Pedro Rodríguez (quien también fue implicado en el homicidio de Robert Ramírez), ahora es el oficial de recursos en Pacifica High School en Oxnard.

Ante este hecho declaramos que no callaremos una INJUSTICIA mas, que los policías asesinos deben ser acusados de homicidio y cumplir con la sentencia propia!

POLICÍAS ASESINOS, TRAS REJAS!

 

Deja un comentario