16 abr: Palabras de Marichuy Patricio Martínez, vocera del #CIG en el Conversatorio “Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”

Transcripción de las palabras de Marichuy Patricio Martínez, vocera del Concejo Indígena de Gobierno en la primera sesión del Conversatorio “Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”, el 16 de abril de 2018 en el CIDECI-Unitierra en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Pues buenas noches, parece que ya es noche, a todos, compañeras, compañeros, por estar aquí y escuchar nuestra palabra. Yo no traje nada escrito, se los voy a narrar así como lo fui viviendo. Y yo sí les platicaría pues lo que ví en el recorrido.

Principalmente donde iniciamos que fue acá en las comunidades zapatistas, con las compañeras, los compañeros pues. Pues ví toda esa organización, todo ese proceso que han llevado años atrás, y que se manifestó cuando se tuvo la participación del Concejo Indígena de Gobierno por esa región. Entonces eso lo que hace es animar, impulsar, este proceso que iniciaba, en participar el Concejo Indígena de Gobierno en esta tarea que era algo nuevo para nosotros, y sobre todo pos a Marichuy pues.

Entonces toda esa participación, toda esa presentación de la problemática que la tienen bien puesta, fija pues, y que tienen claro para donde caminar, y sobre todo esa fuerza que da para ese caminar del Concejo Indígena de Gobierno dentro del Congreso Nacional Indígena pues. De ahí ese impulso hace que demos el siguiente paso de ir caminando por los diferentes estados. Yo anoté que visitamos 26 estados de toda la república, no alcanzamos a visitar más por que nos faltó tiempo, y hubiéramos querido recorrer, pero yo creo que lo podemos hacer aunque no andemos queriendo firmas, ¿verdad?

Lo que iba viendo, escuchando, es que justamente lo que se platicaba al interior del Congreso Nacional Indígena, los problemas que se decían es que eran reales, ahí estaban. Los pueblos están sufriendo, los pueblos están siendo despojados. ¿Por quienes? Pues por los que tienen el grande dinero, y los mismos pueblos lo decían cuando nos planteaban sus problemas, sus dolores que tenían.

Ellos mismos lo narraban y decían: Es que nos está pasando que nos están imponiendo empresas que nosotros no queremos. Es que ni siquiera nos preguntan, y si nos preguntan les decimos que no, pero la ponen a fuerzas. Y es que nos están inventando cosas y lo que hacen es encarcelar a los que luchan y que van al frente. Los encarcelan y los quitan y los hacen a un lado, para lograr ellos su objetivo. Y por más que nosotros hablamos y decimos qué es lo que queremos, no nos hacen caso. Y luego nos traen apoyos y lo que hacen con esos apoyos es que nos vamos peleando entre nosotros. Era algo que se iba repitiendo por donde íbamos caminando y aquí hay algunos periodistas que nos acompañaron y van a ver que no miento.

Entonces, son dolores que a veces hasta se viven en las comunidades por los mismos hermanos que traicionan a las mismas comunidades, y que se venden y se olvidan que son de una comunidad.

También iban diciéndonos y platicándonos que lo que los ha confrontado y los ha dividido son los partidos políticos. Por que dicen: Es que estamos en la misma comunidad y entonces en tiempos electorales lo que hacen es confrontarnos entre nosotros mismos por que somos de diferentes colores. Pero luego había otra parte que decía: Eso es lo que queremos quitar.

Y entonces salir caminando pues, íbamos escuchando, por parte de mujeres, por parte de hombres, por parte de jóvenes, escuchábamos que todo lo que estaba pasando en sus comunidades, en sus regiones, en sus estados, ellos no estaban de acuerdo. Por que lo que está trayendo al interior de las comunidades es acabarlas.

Entonces lo que nos decían es que había alguien más poderoso que lo que le interesaba o le interesa es que la comunidad misma se divida y deje esas tierras, para que facilito lleguen los empresarios, facilito lleguen los del dinero, los del poder, y se quedan con esas tierras.

Lo que me quedó claro en Oaxaca, en unas de las comunidades que se organizaron para defender que no se pusiera una mina, y que vieron ellos que solamente organizados lograron parar. Decían que les costó trabajo, pero hubo algo que los unió y que fue eso, defender la tierra. Y decían de qué manera el gobierno tan hábil va creando un polígono entre las tierras vecinas, por que sabe que ahí hay una riqueza fuerte que le interesa al poder. Y entonces lo que hace es quedarse con este pedazo, y meter miedo a la gente, por eso viene lo que es los sicarios, el crimen organizado, que viene de la mano con el poder, para poder ellos quedarse con ese pedazo y entonces les roba tierra y se queda con eso. Llegan, lo defienden y por eso a las comunidades nunca se les resuelven los problemas agrarios.

Problemas agrarios que tienen años y años y la gente mete dinero, bastante dinero y nunca se solucionan esos problemas, por que ya tienen visto para que quieren esas tierras, que es lo que van a poner en esas tierras. Y de esa manera, dicen, se están quedando con nuestras tierras, se están quedando con nuestras aguas, se están quedando con nuestros bosques, se están quedando con la gente que se están queriendo llevar y engañar yque creen que a través de tener un puesto en el gobierno es como van a defender a su comunidad.

Y lo digo así, por que así lo iban manifestando pues conforme íbamos caminando íbamos escuchando los dolores, y no solamente era una comunidad, ya era común . En todos los lugares por donde pasábamos eran esos dolores que nos estaban manifestando. Entonces esto es algo que está pasando en todo el territorio, y no solamente en México, que es como lo decían algunos, que esto va mucho más allá de México, es en el mundo entero, es donde ya están pensando como van a apropiarse pues, de las riquezas que se tienen en todos los pueblos indígenas o en todo el mundo.

Y por eso es que cada vez están creando leyes, están modificando, están poniéndose de acuerdo arriba, como van a hacerse ellos cada vez más ricos a costa de los que estamos abajo, que tenemos las tierras, los bosques las aguas, los trabajadores pues del campo y la ciudad.

Y pues nosotros, lo digo nosotros por que fue todo el Concejo Indígena de Gobierno, aunque no caminamos todos a la vez, íbamos turnándonos, solo yo no tuve relevo. Iban turnándose pues los del Concejo Indígena de Gobierno y fuimos escuchando, fuimos viendo que los dolores de México son parecidos en todos los lugares, y se parecen por que entonces hay solamente una estrategia de destrucción, de despojo, de contro, es lo que fuimos viendo.

Pero ante todos estos dolores que fuimos viendo, también nos daba gusto que hay organización. Cada lugar que íbamos pasando nos decían y nos narraban sus dolores, pero también nos decían de qué manera están organizándose, de qué manera están resistiendo, como mujeres, como jóvenes, como obreros, campesinos. Cada lugar.

A mí en lo particular toda esta organización que se tiene en los diferentes lugares por donde íbamos pasando, yo decía, qué bueno, por que ahí es donde se va a fortalecer esa organización que vamos buscando desde abajo con esta propuesta, y que no era. Yo se que hubo muchas dudas de, por qué entonces andas recorriendo si no vas a querer llegar allá arriba. Y les aclarábamos y les decíamos que queríamos el poder abajo, la organización abajo, y la teníamos que ir construyendo poco a poco, y que ese recorrido fue con esa finalidad.

Y siento que el ir a visitar a los pueblos directamente es como cuando vamos y visitamos a un familiar que jamás lo habíamos, que sabemos que está, pero que no lo habíamos visto ,y el escucharlo al familiar, que es el pueblo, escuchar su dolor, entonces nos identificamos que somos iguales, que somos una familia. Y entonces el escuchar de qué manera han resistido, entonces quiere decir que por eso los pueblos indígenas han resistido por tantos años, por que no han dejado de luchar, algunas menos, otras más.

Y fue un aprender en este recorrido, más que ir nosotros a decirles, aprendimos mucho, aprendimos de las diferentes luchas, formas, como están resistiendo, y creo que eso le va a servir mucho al Congreso Nacional Indígena en esta próxima reunión que vamos a tener de los concejales, donde estaremos pensando pues como vamos a continuar.

Entonces para mí este recorrido, pienso que es un primer paso, de muchos que se avecinan, de muchos que nos esperan, por que esto no acaba. Alguien me decía: Marichuy, pues ya te vas a regresar a tu casa pues. Le decía, pues si sí me voy a regresar, pero a seguir fortaleciendo la organización desde abajo, por que hay mucho qué hacer, mucho que nos están esperando los niños pues, que es lo que nos anima a seguir adelante. Y por eso pienso que el hecho de haber tenido el accidente, a mí me animó más, ¿veá?

Hay mucho qué hacer por este México que lo tienen secuestrado unos cuantos, y creo que la lucha, pues gracias acá a nuestros hermanas, hermanos zapatistas, que su ejemplo pues ayuda mucho, es el que va a seguir impulsando a que le sigamos echando ganas, por que como les digo a quien me pregunta, pos sigue lo que sigue, por que hace falta mucho qué hacer en cada región.

Entonces el ver esos dolores, el caminar, el escuchar, quiere decir que poco a poco vamos y tenemos un trabajo grande que hacer, todos juntos pues, que no se acaba nadamás por que no se completaron las firmas, que fue un paso muy importante de visitarnos entre familiares, que fue un trabajo muy importante de escuchar las voces que también están en la ciudad que están luchando y se están organizando. Los colectivos que yo sentí que nos apoyaron mucho en este recorrido. Vea, que fue parte pues. O sea que no fue nadamás el Congreso Nacional Indígena, no fue nadamás el Concejo Indígena de Gobierno, sino que fuimos varios. Fuimos varios y son varios que participaron en este proceso, y creo que en esta construcción que nos espera, pues estos varios tenemos que volvernos a involucrar en esta organización desde abajo, a nuestras formas, a nuestros modos, a nuestros tiempos, pero que no nos vayamos a quedar nomás sentados pensando “pues ya no la hicimos”, sino que vayamos a seguir fortaleciendo nuestros trabajos que ya tenemos de por sí.

Y falta mucho por hacer por este México, más por los que vienen atrás y bueno yo hablaría como desde lo que ví, desde mi persona, que falta mucho qué hacer desde los pueblos indígenas también vea. Y yo me quedé con esa idea y esa tarea de que ese es mi espacio y es donde voy a tener que fortalecer mucho, pero ahora se que somos más y que juntos si podemos lograr lo que nos proponemos.

Pues yo con esto me despido, espero que se haya entendido. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • #MEMORIAAYOTZINAPA

    [advps-slideshow optset="1"]