30 espejos donde mirarnos

FestivalRyRPor Radio Zapote.org

Un espejo sirve para reconocernos, durante la conquista se cree que los originarios fueron engañados al intercambiar estos objetos por oro. Tal vez los compas de ese tiempo pensaban que engañaban a los invasores al darles lo que había en grandes cantidades en esas tierras que a la fecha siguen siendo objeto de despojo. Pero ¿que vería el indígena en dichos objetos?, tal vez le fascinó la forma en que el espejo proyectaba la imagen propia, la visión única.

Ahora el espejo nos refleja a todxs, el espejo ahora sirve para ver lo que el sistema nos ha arrebatado, ahora en estos espejos vemos el dolor, la rebeldía y la resistencia.

Treinta espejos que reflejan la lucha de los pueblos originarios desde Baja California hasta Chiapas, todxs con presos políticos, desaparecidos, todos con heridas que sangran, todos resistiendo este sistema que solo deja hambre odio y desolación.

Quien pensaría que a más de 500 años los pueblos indios nos enseñarían el camino, nos hablarían con suaves voces con lenguas que cantan en el aire al oído y nos invitarían a resistir a luchar.

Escuchar

Durante las comparticiones en Xochicuatla, Estado de México, Amilcingo Morelos, Candelaria Campeche y San Cristóbal de las Casas, Chiapas cientos de personas compartieron su experiencias, sus luchas, sus rebeldías, resistencias, en estos tiempos dónde nadie se toma el tiempo de escuchar al otro, el escuchar se volvió un ejercicio colectivo. Durante horas escuchamos los atropellos, las violaciones graves a los derechos de los pueblos y adherentes, se leyeron cartas desde los penales donde el estado busca apresar las conciencias sin embargo estas se volvieron aves que recorrieron todas las comparticiones.

Lloramos, nos indignamos una vez más nos reconocimos, inclusive reímos, nos abrazamos, nos sentimos cada vez más cerca en un mundo dónde se nos dice constantemente que hay que pisar al otro, en ese sentido escuchar las comparticiones fue un gran acto de humildad en el que el acto de escuchar se vuelve preciso, y es costumbre que los pueblos originarios tienen y que para la construcción de ese otro mundo es indispensable.

Xochicuatla

Llegamos un día antes, casi después de bajarnos del camión que venía de Guerrero. Cuando llegamos a este pueblo hermoso el frío ya castigaba a los que habíamos llegado que no éramos pocos, una gran lona se erguía en un terreno, enfrente un templete que fue yéndose de lado conforme pasaban los días. En lo personal me trataron como un hijo, me hospedaron en una casa dónde el frío no se sentía tan feroz.

Una vuelta a la zona devastada, al bosque, nos dejó boquiabiertos, miles de árboles asesinados por los amigos de Peña Nieto, en tan poco tiempo la empresa Autobhan ha asesinando el bosque otomí-mexica, que es sagrado para los pobladores, para un proyectó privado que solo beneficiará a los amigos de este sistema.

En la inauguración llegaron los padres de los desaparecidos, en mi opinión no sabían bien a bien de que se trataba la cosa, doña Bertha una vez más arrebato lágrimas de nuestros ojos, y en sus palabras agradeció al EZLN en haber dado su lugar siempre diciendo que tal vez hubiera sido mejor que fueran la mitad del EZLN y la mitad de padres para que todxs estuvieran; si eso no habla de la calidad de personas que son los padres no sé qué más lo hará.

Durante el segundo día las comparticiones se centraron en los representantes del CNI, por acuerdos solo diré que escuchamos como en México se castiga al que defiende la tierra, se apresa al que usa la conciencia, se acalla con la muerte al que lucha por la justicia y al que se rebela, vive el que traiciona.

En el tercer día los adherentes a La Sexta contamos como también en las ciudades resistimos, como luchamos en contra de este sistema, los compas de La Sexta Internacional platicaron las experiencias de casi toda Europa y Latinoamérica, vimos que no estamos solxs que somos muchos quienes buscamos el cambio.

Lienzo Charro Iztapalapa

Una densa lluvia recibió el primer día las actividades en el lienzo. Una rata con frío se electrocutó en el cableado del escenario principal, sin embargo eso no fue suficiente para que se pararan las actividades, la vendimia de todxs ls compas estuvo a la orden al día, en el segundo escenario pasaron varios grupos muy buenos, al final un grupo de punk endulzó nuestros oídos

En el segundo día el buen clima mejoró, los dos escenarios recibieron grupos como la sonora skandalera, y las sound sisters. Hubo talleres, exposiciones, danza, espectáculos para niños, venta de productos de las tierras en resistencia. Todo culmino en un concierto que pese a la poca afluencia el cartel fue muy bueno, los que pararon a la gente fueron los Botellita de Jerez que demostraron que juntos son excelentes. Antidoping demostró que vive en el consciente colectivo y los asistentes corearon todas sus rolas, al final los Aguas Aguas y Salario Mínimo terminaron con broche de oro dicho concierto.

Candelaria Campeche.

Tardamos más de veinte horas en llegar en medio de paisajes que nos recordaba alguna novela de Marques, nos recibieron cálidamente, cientos de sillas acomodadas debajo de enormes árboles ya se lograban divisar frente a un colorido kiosco, fue un día de escuchar diversas luchas de la península; desde los compas de Bacalar que han resistido a los criminales de Monsanto hasta La 72 Casa Migrante que recibe y ayuda a nuestros hermanxs que desafortunadamente no tienen otra que creer en un sueño americano.

Una vez más el ejercicio de escucharnos, de mirarnos, esta vez las voces que al principio se escucharon en Xochicuautla y Amilcingo se unieron, por lo tanto fueron dos días de escuchar, las que nos perdimos los que estuvimos en Xochicuautla. En Candelaria llevan más de dos años resistiendo las tarifas excesivas de la luz por lo tanto resisten. Al final los mosquitos devoraron a muchxs, algunxs se metieron al rio, una lluvia vulneró las casas de campaña, una vez más la camaradería sobresalió.

San Cristóbal de las Casas

Un bloqueo por parte de paramilitares que expulsaron de Bachajón impidió por horas que llegáramos, un auto incendiado bloqueó la carretera de Tuxtla a San Cristóbal, después de un rato avanzamos, llegamos al CIDECI (Centro Integral de Capacitación Indígena) dónde nos recibieron cálidamente, un día después llegábamos a Oventik.

Oventik año nuevo, abrazos, besos, bailongo.

Llegamos a Oventik por la tarde ya afuera del territorio autónomo donde el pueblo manda y el gobierno obedece se observaban cientos de personas esperando entrar, cuando entramos se sentía un ambiente peculiar de tranquilidad, lxs compas nos recibían alegremente con respeto y alegría, había mucha comida, muchos recuerdos para aquellos que sólo se pasean turísticamente, pero que en realidad al final de todo siguen siendo los mismos vacíos, al final si dejan un varo en las comunidades es ganancia.

Ya en la noche la cancha se convirtió en una pista de baile que se interrumpió sólo para la ceremonia dónde una vez más los padres de los desaparecidos se encontraron con nosotrxs y una vez más, y las que faltan, les dijimos que no están solos, el subcomandante Moises nos dió palabras de aliento, hizo un recuento de estos espejos donde nos miramos, nombro a nuestros hermanos normalistas. Nos invitó a luchar desde nuestros espacios, desde nuestras posibilidades, desde nuestras capacidades.

Al final el baile se convirtió en un aliciente, ha sido un año bien difícil, pero ese día nos olvidamos un poco de lo vulnerable que somos, al bailar con lxs compitas vimos que hay que aprender de ellxs, que hay que ser alegres, que debajo de esos pasamontañas hay tanto amor y hay tanta alegría, que ni el ejército ni este capitalismo les podrá arrebatar. Por eso aunque incineren nuestros cuerpos jamás podrán borrar la sonrisa de nuestras bocas, ni nuestra carcajada, ni nuestro grito del tiempo que en ese instante fue nuestro y de nadie más, fue de la gente que seguirá luchando, un año nuevo que marcó nuestros corazones.

Después de bailar toda la noche en medio de una lluvia que no para y una niebla que nos cubre nos vamos, dejamos a nuestros compas que siguen bailando, nos vamos pero se queda parte de nosotros aquí con ellxs en Oventik con nuestros hermanos mayores porque aunque su naturaleza es bajita yo los miro con grandeza y respeto, encuentro en ellos la fuerza, el amor y el conocimiento.

CIDECI

Al final en este centro se volvió un lugar donde ocurrían muchas cosas, había trasmisión de radio libre, en un salón los compas de medios trabajaban sin cesar, en el auditorio siempre abarrotado se compartían las últimas experiencias, gente vendiendo sus productos de las diferentes comunidades, en la radio hubo un slam dónde las mujeres abrieron los micros para luego compartirlos con los varones, al final la radio se convirtió en un sitio dónde todxs iban a charlar fuera de la compartición.

El día de las conclusiones fue un día intenso donde todxs propusimos la manera de cambiar este jodido sistema, desde La Sexta Internacional hasta la Nacional pasando por los compas, quedamos en hacer nuestra parte, próximamente sabremos que vamos a hacer, al final un resumen peor que este se leyó al último, razón, por que los relatores llevaban días en chinga loca, se tomaron fotos, videos, algunxs se subieron al escenario para captar el mejor ángulo.

Solo pienso que ojala también captaran de que se trató este festival, y si quieren mi opinión se trató de vernos, de sentirnos cerca, de mirarnos a los ojos, de saber que somos de carne y hueso, unos altos otros bajos, otros güeritos, otros más morenos; pero al final humanos que sentimos, se trató de reconocernos en el otro, se trató de hablar como cambiar al mundo, ahora manos a la obra, ¿te sumas?

Deja un comentario