Los encapuchados, llamados anarquistas, no tienen ningún plan, y nos están engañando

Comunidad Apoyo Mutuo OrganizacionMañana -jueves 6 de noviembre- el Metrobús calcinado dominará las planas de los periódicos que obviarán las manifestaciones en el mundo y la gran manifestación que salió de Los Pinos al Zócalo.

Mañana los medios masivos dirán lo que quieran de los encapuchados, tienen vía libre para hacerlo; quizás no digan nada de las protestas, quizás se callen que cientos de miles de personas tienen horror de vivir en un país dominado por un Estado que asesina a los ciudadanos. Quizás los encapuchados llamados anarquistas no previeron esto, como no prevén nada, porque no tienen un plan, más que correr al interior de CU ya que si la policía entra viola la autonomía universitaria y se amparan en ello. ¿Y si la policía entrara persiguiendo a un asaltante o a un secuestrador? ¿Y si un sujeto quema un automóvil, lo más lógico y hasta necesario y obligatorio sería que la policía persiguiera al incendiario no?

Los encapuchados llamados anarquistas han decidido enfrentar al Estado quemando Metrobuses y rompiendo vidrios –si romper un vidrio cambiara el curso de la historia de un país yo ya me hubiera inmolado en una vidriería-. Así de absurdo, como lo dice el enunciado anterior, es lo que han decidido los encapuchados llamados anarquistas, quemar un autobús, romper un vidrio, para enfrentar al Estado. No han decidido organizarse y construir una alternativa económica o una propuesta social que confronte de verdad al Estado, mucho menos del capitalismo. No han decidido formar a otros camaradas, formar comunidades no solo alrededor de unos preceptos vagos, sino formar comunidades que practiquen el anarquismo de una manera real e innegociable.

Además los encapuchados llamados anarquistas han decidido hacer lo que la policía espera que hagan: quemar un autobús y luego correr hacia CU para que la policía pueda tener una justificación para entrar detrás de ellos a CU -porque aunque no lo crean es justificado que entren por los encapuchados llamados anarquistas, eso no viola la autonomía universitaria-. Supongo que los encapuchados llamados anarquistas tampoco han previsto que aun a pesar de sus desvaríos y sus equívocos, la sociedad civil puede seguir construyéndose. Por fortuna, su odio al sistema y al Estado es tan banal que nunca de verdad han tomado sus posturas en serio: quemar un autobús, romper un vidrio, ¿de verdad creen que con eso nos van a convencer de que están de nuestro lado?

Los encapuchados llamados anarquistas no tienen ningún plan, nunca lo han tenido, se engañan y pretenden engañarnos cuando dicen que lo que hacen lo hacen para cambiar el mundo, o su realidad individual; o cuando dicen que sueñan con un mundo en busca de la perfección, o más justo. Los encapuchados llamados anarquistas no tienen ningún plan, pero eso no importa, porque no sabotean un movimiento social, ni para eso les alcanza, los encapuchados llamados anarquistas, se vencen a sí mismos -y la policía solo contempla sus desatinos-.

 

Ret Marut

Un comentario

  1. Oscar Garcia González

    Las generalizaciones simplifican y tampoco promueven la comprensión. Encapucharse no convierte a alguien en anarquista. Hasta el momento ningún grupo anarquista se ha adjudicado la quema del metrobus. Hubo anarquistas ayer en la marcha que no rompieron cristal alguno como los de la cruz negra o como los de la Galeria autónoma del auditorio Che que marcharon con el contingente de filosofía y letras, donde dan talleres y promueven la autogestion. Los hermanos Flores Magon nunca se pusieron capucha y nadie puede negar que eran anarquistas. No se trata de hacer una apología de todos los grupos anarquistas pero tampoco de estigmatizar a un grupo sólo porque los que quemaron el metrobus iban encapuchados. Conozco anarquistas que tampoco no fueron a la marcha porque estaban cultivando las frutas y verduras con las que, no solo son autosuficiencientes sino que además, comparten métodos de cultivo en las ciudades pero como no rompen ni queman nada que llame la atención no son materia de ningún medio. Nadie que este bien informado podrá ser engañado. Estigmatizar a los anarquistas no promueve la organización pero si el sectarismo y la división que quieren los poderosas.

Deja un comentario