Desde Monterrey:“Dignidad en la educación, no a la precarización”

Por : Estudiantes del Colegio de Sociología, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL.

Queremos manifestar nuestro descontento con la administración actual, desde la coordinación del colegio, subdirección académica llegando hasta dirección. Nuestra inconformidad surge debido a que, desde hace tiempo, nuestro Colegio viene arrastrando numerosos problemas y conforme pasan las administraciones han ido incrementando, generando un panorama de precarización educativa en el colegio.

El problema principal es la reducción de la planta docente. Como estudiantes comprendemos que nuestra planta docente está cercana en su mayoría a una edad de jubilación, pero también pretendemos que las plantas docentes que estos maestros ocupaban se vayan recuperando. En la lista de maestros con planta docente que se han ido y no se ha recuperado, tan sólo en los últimos 4 años son: Lilya Palacios, David Gómez, Luis Lauro Hinojosa, además de Rebeca Moreno quien cambió de trabajo al IINSO. También, quienes tenían contrato por horas se han ido dejando vacantes algunas materias, como el maestro Arun Kumar, Mario Jurado, Humberto Salazar, Javier Rojas. Para cubrir todas las vacantes anteriores solo han vuelto a la docencia Bertha Cervantes y Laura Charles.

Nuestra inconformidad siguió creciendo debido a que dos de nuestros maestros más comprometidos con el colegio no están recibiendo carga académica, como los son Jorge Castillo y Mauricio Argüelles, sumado a esto se ha traído a maestros de otros colegios para cubrir las materias que quedan pendientes como Kinatzin Reyes (Filosofía), Rafael Treviño (Ciencias del Lenguaje) y María Eugenia (Letras).

Debido a lo anterior primero intentamos buscar por todas las formas, desde ir a la coordinación, llamar a la coordinadora, hasta solicitar una junta al subdirector (debido a que no nos pudo atender la directora) en la que estuviera presente coordinación, subdirección y dirección. En dicha junta (en la cual tampoco estuvo presente la directora) se presentó por primera vez la coordinadora ante 27 estudiantes del colegio, acompañada del subdirector. En dicho evento, él fue quien más habló, su intención clara fue desquiciar la junta, con argumentos poco lógicos y no buscando resolver la inconformidad principal (la restitución de clases en el colegio a Mauricio Arguelles y Jorge Castillo), sólo se buscaba poner parches al problema estructural, la precarización, que afecta en general a la educación universitaria en la UANL. Los parches que ofrecieron fue solucionar los problemas de horario de los alumnos irregulares y respetar las optativas que estos habían elegido. Sin embargo, cuando los estudiantes fueron a buscar a la coordinadora para acomodar sus horarios esta no se encontraba en su lugar de trabajo.

De esa manera, sin resolver lo que nos llevaba ahí, quedamos con un amargo sabor de boca por lo que nos dirigimos a la flama de la verdad en la rectoría y pusimos una manta que se leía: “Dignidad en la educación, no a la precarización”. Esperamos cerca de una hora ahí, porque el subdirector nos prometió que en menos de dos horas nos iba a llamar para avisarnos qué día íbamos a tener la junta en la cual se nos notificaría si nuestras propuestas habían sido aprobadas y también se nos daría una fecha extemporánea de inscripción, ya que debido a nuestra inconformidad con los horarios dados y los maestros asignados cerca de 44 estudiantes decidimos no inscribirnos, esa llamada nunca llegó y hasta hoy la seguimos esperando.

La administración de la facultad dice que resolver las problemáticas presentadas no reside en ellos, que es la rectoría la que impide que se otorguen nuevas plantas docentes para los maestros y que se optimicen los recursos de los maestros disponibles, es decir, que a los pocos maestros de planta que quedan en el colegio se les intensifique su carga académica al máximo. Nosotros como estudiantes lo único que podemos esperar de esto son malos resultados, una creciente precarización de nuestra educación y conocimiento, lo que conllevara una mala preparación académica, que no nos augura sino malos resultados al momento de enfrentar al mercado laboral.

¡Dignidad no Precariedad!

Estudiantes del Colegio de Sociología, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *