Nodo Solidale ante el asesinato de nuestra compañera Bertha Cáceres del COPINH

Berta Caceres 3A los medios libres de México y el mundo,
A los adherentes a la Sexta,
A las organizaciones, pueblos y colectivos en lucha.

Desde el Nodo Solidale (México e Italia) nos pronunciamos con dolor y rabia ante el asesinato de nuestra compañera Bertha Cáceres, defensora de la vida. Varixs de nosotrxs hemos caminado con ella, aprendido de ella, compartiendo charlas, encuentro y experiencias. En la madrugada del 3 de marzo sujetos entraron a su casa, forzando las puertas, la ejecutaron mientras dormía, hiriendo a otras personas que se encontraban en el lugar. Una vez más golpean al corazón de los movimientos, atacan a las y los que luchan con compromiso y fuerza.

Bertha era indígena lenca, madre y feminista. Acompañó a las luchas de su pueblo como líder del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), organización que logró parar a la construcción de la central hidroeléctrica de Agua Zarca en el departamento de Intibucá.

Junto a sus compañerxs, Bertha desafió el poder del Banco Mundial y de Sinohydro/Desa, la empresa más grande del mundo en el sector hidroeléctrico. No dudó en ningún momento denunciar y señalar a los culpables de tanta destrucción. Fortaleció a grandes sectores en lucha con su valentía y coraje. Llevó su voz más allá de las fronteras de Honduras, acompañando y siendo parte de amplios movimientos de mujeres en lucha.

Bertha fue criminalizada y perseguida a nivel judicial. Recibió numerosas amenazas de muerte, pero nunca lograron detener su batalla, ni quitarle la sonrisa. “Durante toda mi vida he estado consciente de lo que puede pasar estando en esta lucha, pero no me van a doblegar”, dijo nuestra compañera.

El gobierno de Honduras ya se está lavando las manos. Dice que Bertha estaba vigilada todo el tiempo, que tal vez fue un intento de robo. Sabemos que no es así y responsabilizamos al gobierno de Juan “Robando” Hernández de su muerte, y de la muerte de todos los integrantes de COPINH asesinados hasta la fecha. Sabemos que los culpables de este asesinato y de muchos otros tienen nombre y apellido. Que los que jalan el gatillo, son los mismos que ansían la tierra, el agua y la destrucción del pueblo Lenca. El único robo que es evidente, es el perpetuo despojo de los malos gobiernos a los pueblos de abajo.

Los pueblos indígenas de Mesoamérica y del continente hoy lloran a una hermana de lucha, de resistencia y de vida. Esas lágrimas son las mismas que harán brotar de la tierra la semilla sembrada. Con el asesinato de Bertha, no detendrán la fuerza del pueblo Lenca. No lograrán acabar con la llama encendida de los custodios ancestrales de los ríos. No podrán silenciar el grito de más de 500 años de dignidad rebelde.

¡JUSTICIA PARA BERTHA CÁCERES!
¡JUSTICIA PARA EL COPINH!
¡JUSTICIA JUSTICIA JUSTICIA!

Solidaridad desde nuestros rincones rebeldes en Chiapas, en México y en Italia: hacemos un llamado a los colectivos, organizaciones y pueblos a que se pronuncien, movilicen y se solidaricen ante la destrucción que nos quieren imponer.

COLECTIVO NODO SOLIDALE (México e Italia)

Deja un comentario