Zapatistas marchan en apoyo a estudiantes normalistas de Ayotzinapa: Su rabia también es la nuestra

P1150303San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 9 de octubre de 2014.- Miles de zapatistas, mujeres y hombres, adolescentes, niños y niñas marcharon en total silencio este 8 de octubre desde la salida a Chamula hasta la plaza de la resistencia en el centro de esta ciudad en apoyo a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa atacados por cuerpos policiacos el 26 de septiembre pasado.

En total silencio unos 12 mil zapatistas en 4 columnas llegaron hasta la plaza central de San Cristóbal de las Casas, tras concentrarse en la salida a Chamula y caminar 3 kilómetros. Al arribar la descubierta a la plaza, la retaguardia aún estaba partiendo de la salida a Chamula. Para marchar se organizaron en 5 contingentes, provenientes de las 5 zonas zapatistas. A pié de carretera se podían ver los transportes identificados por municipios autónomos y cooperativas zapatistas de transporte.

En comunicado del 7 de octubre, las y los zapatistas le enviaban un mensajo a los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, a sus familiares, condiscípul@s, maestr@s y amig@s: “Solo queremos hacerles saber que: “No están sol@s. Su dolor es nuestro dolor. Nuestra es también su digna rabia”.

En el mismo comunicado anunciaban: “Como EZLN nos movlizaremos también, en la media denuestras posibilidades, el día 8 de octubre del 2014, con una marcha silenciosa en señal de dolor y coraje”.

Desde las 2 de la tarde empezaron a concentrarse en la salida a Chamula, la marcha partió al filo de las 4 de la tarde, 1700 hora suroriental de combate zapatista.

Las y los zapatistas marcharon en silencio hasta el centro de la ciudad, pasaron frente al palacio municipal y sin concentrarse en la plaza central pasaron de largo y retornaron al lugar de concentración en la salida a Chamula para partir a sus lugares de origen.

Los 5 contingentes portaban mantas y pancartas donde se pudieron leer las siguientes consignas: “No están sol@s, su rabia también es la nuestra”, “Su dolor es nuestro dolor”, “Su rabia es la nuestra” “No están sol@s”.

La última vez que las y los zapatistas se habían movilizado solidariamente fue el 7 de mayo de 2011 en que marcharon en solidaridad con el Movimiento Por la Paz. Antes en 2006 habían bloqueado carreteras en solidaridad con los ejidatarios de Atenco y con el movimiento popular de Oaxaca. Ello no quiere decir que no se hubiesen solidarizado los últimos tiempos, en este 2014 han suscrito pronunciamientos en solidaridad con presos políticos que resisten contra el despojo de territorios comunitarios en diversas partes del país.

 

Previo a esta marcha el 7 de octubre emitieron el siguiente comunicado:

COMUNICADO DEL COMITÉ CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDÍGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

OCTUBRE DEL 2014:

A LOS ESTUDIANTE DE LA ESCUELA NORMAL “RAÚL ISIDRO BURGOS”, DE AYOTZINAPA, GUERRERO, MÉXICO.

A LA SEXTA NACIONAL E INTERNACIONAL:

A LOS PUEBLOS DE MÉXICO Y EL MUNDO:

HERMANAS Y HERMANOS:

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS:

A LOS ESTUDIANTES DE LA ESCUELA NORMAL DE AYOTZINAPA, GUERRERO, MÉXICO, Y A SUS FAMILIARES, CONDISCÍPUL@S, MAESTR@S Y AMIG@S, SÓLO QUEREMOS HACERLES SABER QUE:

NO ESTÁN SOL@S.

SU DOLOR ES NUESTRO DOLOR.

NUESTRA ES TAMBIÉN SU DIGNA RABIA.

-*-

A LAS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DE LA SEXTA EN MÉXICO Y EL MUNDO LOS LLAMAMOS A QUE SE MOVILICEN, SEGÚN SU MEDIOS Y MODOS, EN APOYO A LA COMUNIDAD DE LA ESCUELA NORMAL DE AYOTZINAPA, Y POR LA DEMANDA DE JUSTICIA VERDADERA.

-*-

COMO EZLN NOS MOVILIZAREMOS TAMBIÉN, EN LA MEDIDA DE NUESTRAS POSIBILIDADES, EL DÍA 8 DE OCTUBRE DEL 2014, CON UNA MARCHA SILENCIOSA EN SEÑAL DE DOLOR Y CORAJE, EN SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS, A LAS 1700 HORAS.

¡DEMOCRACIA!

¡LIBERTAD!

¡JUSTICIA!

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Moisés.

México, Octubre del 2014. En el año 20 del inicio de la guerra contra el olvido.

Deja un comentario