Carta de Obed Palagot, último preso político del #1DMX pendiente de sentencia

ObedLibreCarta de Obed Palagot (Leída en la manifestación frente a Televisa de este 10 de junio. El día de hoy 11 de junio se le dictará sentencia tras su detención arbitraria y las reiteradas violaciones al debido proceso).

Mañana la juez del cuadragesimo séptimo penal del distrito federal MARIA DEL CARMEN PATRICIA MORA BRITO dictará mi sentencia, por el delito de ATAQUES A LA PAZ PÚBLICA con la agravante de pandilla.

El primero de diciembre fue un día con mucho significado, era el día en el que duopolios televisivos, oligarquía empresarial y títeres políticos consumarían la imposición de un ignorante, corrupto, represor, feminicida y asesino como presidente.

Había un pensamiento generalizado en el pueblo de México, que hacía eco por todos lados y era “No queremos a Peña”. Todos lo sabíamos, también ellos y tanto lo sabían que desde una semana antes no sólo cercaron el senado, sino que lo blindaron con un despliegue impresionante de vallas y elementos de fuerza pública no sólo en San Lazaro sino varias cuadras a la redonda. Se atrincheraron ¿para qué? ¿Para protegerse de un pueblo mal nutrido, mal pagado? ¿Para provocar nuestra ira, nuestra desesperación, nuestra impotencia? ¿Para dejar en claro la correlación de fuerza?

Pero eso sí, aquellos vendepatrias se jactaban de elegancía y organizaron una ceremonia de bienvenida con invitados de todas las naciones en el Palacio Nacional y nada ni nadie lo iba a impedir, era necesario el uso del ejército para proteger al “Presidente de México” de los mexicanos.

Con todo ese operativo extremadamente ridículo para un país entre comillas democrático como es el nuestro llego el primero de diciembre de 2012. Con más valor que con armas miles y miles de mexicanos nos atrevimos a salir a defender nuestra tan pisoteada dignidad. Y fue cuando nos dimos cuenta que sin pensamiento político, sin organización, sin amor suficiente para defender a nuestros semejantes estaba muy cabrón enfrentarse a miles y miles de armados-oprimidos-lacayos.

Al terminar el primero de diciembre contábamos entre nosotros y nosotras cientos de personas detenidas, cientos de personas heridas físicamente y millones más golpeadas psicológicamente.

A partir de aquel primero de diciembre muchos fuimos presos de conciencia y políticos, además de ser estudiantes, madres, padres, hermanas, esposos, hijos, trabajadoras domésticas, mecánicos, maestros, enfermeras, boleros, comerciantes, jardineros, actrices, indigentes, viajeros, extranjeros, ciclistas, universitarios, entre muchos otros, como el compañero Uriel Sandoval perdió un ojo por el uso de armas por parte de elementos policiacos, otros como el maestro Juan Francisco KuyKendall perdió la vida y gano la eternidad en nuestros corazones también por armas de la policía y a otros como Tedulfo Torres Soriano “El Tío” que no los ha arrebatado el estado pero no la esperanza ni el reclamo de encontrarle con vida.

A mí, hoy, me toca hablar desde el banquillo del acusado, acusado de Ataques a la Paz Pública por la utilización de sustancias tóxicas, por incendio, por inundación o violencia extrema, por realizar actos en contra de las personas, de los bienes públicos o privados o servicios públicos por perturbar la paz pública o más concretamente porque a la juez del 47 juzgado de lo penal le perece haberme visto en un video de la SSP arrojar 2 piedras contra elementos de la policía del DF, percepción errónea, ya que en dicho video sí aparezco exigiendo dejen en paz a una persona que patean tumultuosamente en el suelo elementos de la policía cuando ya estaba sometida cuando ya ni se defendía, y se me ve con las manos hacía el frente deteniendo los golpes de los escudos de los granaderos, y también en cierto momento nos vemos mi compañera y yo abrazados justo antes de ser detenidos, golpeados con una violencia excesiva e incluso al ser en el caso de mi compañera violentada sexualmente, sin embargo en ningún momento arrojé algún objeto, no respondí a las agresiones ni agravios de los elementos policiacos y tampoco me resistí de forma violenta a la detención.

Y aún a pesar de contar con toda la amplia documentación de la violencia ejercida sobre nosotros el 9 de diciembre del 2012 se me dictó auto de formal prisión junto con 12 hombres y una mujer. Y si no fuera por la modificación al art. 362 que se logró gracias a muchísima gente, colectivos y compañeros solidarios el día 27 de diciembre de aquel mismo año hoy les estaría hablando desde el reclusorio norte.

Poco a poco se han ido esclareciendo los hechos, venciendo las declaraciones falseadas de policías granaderos, las declaraciones falseadas de elementos judiciales y suposiciones observadas por la juez. Todo esto gracias a ustedes, el pueblo, las compañeras y compañeros que nunca se han callado ante tanta injusticia, a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos, a la misma CDHDF, al trabajo de los abogados solidarios y a sobre todo a la verdad con la que hablamos y nos moveos.

Así es como mañana después de año y medio se me dictará sentencia sobre los hechos de aquel primero de diciembre. Año y medio de ir cada semana a firmar, tomando tres camiones para llegar, perdiendo un día a la semana. Un año de vida interrumpida de paranoia y de pesadillas que seguro seguirán cuando esto se esclarezca. Año y medio preso por ejercer mi derecho a protestar, año y medio preso por ser consecuente y no voltearme con la apatía que tanto nos está matando, en México y en el mundo. Año y medio que a costa de que decidan otra cosa puede ser aún más largo e incluso puedo regresar al reclusorio por quien sabe cuántos años más.

Quiero aclarar que aunque mañana se dicta mi sentencia, la última de los casos del primero de diciembre del 2012 existen dos procesos más del 1DMX igual de ridículos e indignantes que aún siguen, el proceso de Bryan Rodriguez y el proceso Oswaldo Rigel Barrueta. Después del 1DMX hay decenas de procesos por el delito de Ataques a La Paz pública, y que creen, igual de absurdos e incluso procesos y sentencias que se están llevando en reclusión, como es el caso de José Alejandro Bautista, Abraham Cortes Ávila y Mario González, detenidos el 2 de octubre, así como el caso de Fernando Barcenas detenido por los hechos relacionados con el árbol de navidad. También están presos los compañeros Fallon, Amelie y Carlos acusados de los disturbios con bombas molotov realizadas a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y también del incendio de varios autos a una concesionaria de la NISSAN.

Durante este año y medio ha sido terrible tener que enfrentar y conocer más casos de presos políticos pero también en ese mismo terror hemos encontrado la experiencia, la comprensión, el compañerismo, el amor de muchas personas sencillas, humildes y bien ricas de corazón, con una fuerza increíble para seguir tomando las fuerzas de gritar que seguimos vivos y luchando por nuestros ideales, porque creemos y sabemos que otro mundo es posible, otro mundo donde quepan muchos mundos. Uno donde la justicia a todos nuestros compañeros y compañeras violentados y asesinados sea una realidad, en donde el nombre de nuestro maestro Kuy no se más para condenar la bala de muerte y exigir castigo sino para reconocerle su trabajo y acompañar su lucha con nuestro trabajo, en donde nuestro compa Teo esté con nosotros codo a codo, donde Rocio Mecinos sea reconocida por su inigualable valor al lado de Bety Cariño, Jiry Jakkola, José Luis Solís, Nepomuceno Moreno, Gregorio Jiménez de la Cruz, Digna Ochoa, Teódulo Santos Girón, Alexis Benumea, Herón Luciano Sixto, Antonio Esteban Cruz y una gran e interminable lista de personas y valores inmortales que enarbolamos.

Mientras ese día llega sabemos que cada día que pasa el brazo armado del estado seguirá reprimiendo y recrudeciendo los golpes y las leyes contra aquellas personas que se interpongan entre los planes de sus amos. No le importará si somos los estudiantes de escuelas públicas o privadas, no le importará si somos personas exigiendo justicia ante la matanza de estudiantes de hace 43 o 45 años, no le importará si somos maestros rurales o urbanos, no le importara si somos pueblos por la defensa de la tierra, o por la defensa del agua, no le importará si somos indígenas en defensa de lo sagrado o en defensa de la autonomía y la libertad, mientras ese día llega pretenden matarnos, desaparecernos o hacernos desistir pero mientras ese día llega van pasando los días y por cada día que pasa es uno menos para llegar, mientras ese día llega vamos a trabajar y construir con más corazón cada día hasta el día de la victoria.

¡Libertad a todos los compañeros y compañeras presas por cuestiones políticas en México y el Mundo!
Libertad a José Alejandro Bautista, Abram Cortes, Mario Gonzales, Fernando Barcenas, Enrique Guerrero, Oscar Neri, Nestora Salgado, Sara Altamirano, Leonel Manzano, Lauro Grijalva, Mario Olivera, Damián Gallardo, Álvaro Sebastián, Abraham Cordero, Enedina Rosas, Juan Carlos Flores, Leonard Peltier, Mumia Abu Jamal, Fallon, Amelie y Carlos y todos los y las presas de todos los rincones a las que hay que escuchar con mucha atención y sobre todo con mucho corazón.

¡PRESOS Y PRESAS POLÍTICAS, LIBERTAD!
¡Basta de despojo y muerte!
¡Vivan los dignos pueblos que defienden nuestra vida y la Tierra!
¡Viva la vida digna y libre!

Deja un comentario