16 abr, Subcomandante Galeano: Voy a hablar mal de las mujeres. Conversatorio ¿Prohibido Pensar?

Transcripción de las palabras del Subcomandante Insurgente Galeano durante la primera sesión, el lunes 16 de abril de 2018, del Conversatorio (o semillero, según): “Miradas, Escuchas y Palabras: ¿Prohibido Pensar?” en el CIDECI-Unitierra en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, convocado por el EZLN.

Bueno compañeros y compañeras, hermanos y hermanas, hermanoas, compañeroas, vamos a empezar y vamos a cambiar lo que tradicionalmente hacíamos, que es que nosotros hablábamos al final, ahora vamos a hablar al principio, por que queremos darle al semillero una dinámica diferente a las otras.

Nuestra idea es que sea algo más platicado, más que leer un documento lleno de citas o sin citas. Por que lo que se trata es que este semillero esté dirigido a las redes de apoyo al Concejo Indígena de Gobierno. De tal forma como nos lo indicó el Concejo Indígena de Gobierno y el CNI, de hacer la valoración de lo que fue el proceso que acaba de terminar, que es el de la recolección de firmas.

Entonces se trata de que vamos platicando cada quien lo que ve o lo que vio, lo que miró o que mira, lo que escuchó y escucha, y qué pensamientos les producen. Para que esto nos ayude a todos, a ustedes y a nosotros y al Concejo Indígena de Gobierno y al CNI, a hacer esta valoración que nos piden los compañeros y compañeras del CNI, para poder concluir esa etapa con una valoración colectiva.

Entonces vamos a empezar nosotros. Nosotros vamos a estar participando todos los días, transmitiéndoles lo que nosotros vimos y escuchamos, y lo que vemos y escuchamos. Y lo primero que hacemos es decirles que vamos a tratar de seguir en lo posible la recomendación que hizo el Concejo Indígena de Gobierno con su vocera de ver más allá del primero de julio.

O sea vamos a hacer el esfuerzo de levantar la mirada y no ponernos como horizonte el calendario de arriba que nos dice que el primero de julio se acaba el mundo o pones un voto. Ellos nos estuvieron insistiendo durante todo este proceso que toda la iniciativa apuntaba a después.

Entonces exhortamos también a los demás compañeros y compañeras, hermanos y hermanas que van a participar a que eleven la mira, y no nos dejemos ensordecer por el ruido de que todo se decide el primero de julio, que veamos más lejos.

Lo que nosotros vamos a tratar de hacerles ver o de transmitirles más bien es lo que nosotros vimos dentro del zapatismo, del zapatismo civil y el zapatismo de las comunidades, que produjo lo que nosotros llamamos el “Efecto Marichuy”.

Nosotros sabemos que Marichuy es la vocera de un colectivo. Pero así como afuera pesó su individualidad, su imagen, también adentro produjo efectos, y yo voy a aprovechar para, que está aquí al lado Marichuy y que está flanqueada por Silvia, que no puede escapar para hacerle una pequeña entrevista, hacerle unas preguntas.

Para chingar a los periodistas pues, que la están buscando y no la encuentran, mientras que aquí está pues.

Bueno, no, solo algunas preguntas que nos pueden servir pues a todos. Como a mi me toca ese trabajo, yo he estado revisando la prensa, las redes sociales, los medios alternativos, los de paga y todo, y he visto que después de que se demostró que en el proceso electoral no hay lugar para la decencia, y que quedó fuera Marichuy, y que ahora todos dicen que ella es maravillosa, y que el país la necesita y que la incorporarían a su equipo, el Mula, la Calderona y los otros 3 o 4, yo no sé cuántos son, se desviven en elogios a ella. Entonces yo le voy a hacer la pregunta que espero que también le hagan los periodistas:

¿Alguno de ellos o de ella, de esos candidatos te ha buscado, para ofrecerte un cargo, para que te incorpores a un equipo?

Marichuy: No, ninguno.

Subcomandante Galeano: Puedes hablar más eh, pero te lo descuento de tu tiempo. Te lo voy a quitar de tu tiempo.

Marichuy: No, así para decir, mira vente, te vamos a sumar acá para darte un cargo y ser parte, no. Te vamos a dar. No, nada. Supimos al principio conmigo directamente no, con alguno de los del Concejo, que buscaban al principio un acercamiento, como este Piter, el Bronco a través de una carta, y un sacerdote creo que es Solalinde, que ha intentado pues buscarnos, pero nada más en eso ha quedado pues. Pensamos en el Concejo Indígena de Gobierno que no era bueno platicar, al principio pues, por que decíamos, bueno es que ellos van a buscar que nos sumemos, no van a buscar ellos sumarse con nosotros. Entonces, como nuestra propuesta es diferente, no era una propuesta para llegar el poder o buscar chamba pues allá arriba, sino más bien era una nueva forma de construir algo diferente desde abajo, el poder desde abajo, pues sentimos que no cabíamos pues en esa invitación que hacían para que nos dieran una partida ahí pues.

Subcomandante Galeano: ¿Ni una fotocopiadora te ofrecieron, nada?

Marichuy: ¡Nada!

Subcomandante Galeano: ¡Vale madre! Bueno, la otra pregunta es: El EZLN que es el que le propone la iniciativa al Congreso Nacional Indígena, y que luego sale la resolución del Congreso Nacional Indígena en su declaración “Y que retiemble en sus centros la tierra”, se comprometió a que no le iba a heredar o a imponer al CNI ni al Concejo Indígena de Gobierno sus fobias y sus filias, o sea de que hazle caso a este, a este no le hagas caso, estos son enemigos, estos son amigos. Entonces yo te pregunto aquí delante de los compañeros y compañeras y los que están viendo la transmisión que espero que se caiga en este momento: ¿Cumplimos o no cumplimos? La verdad. No te voy a hacer nada, mira, acá están mis manos. ¿Este es el brazo, verdad?

Marichuy: No pos sí. Sí. Sí, si cumplieron. Nosotros caminamos solos, escuchando las voces del Concejo Indígena de Gobierno, de los pueblos indígenas, son los que nos iban dando el camino por donde ir recorriendo, ir caminando, ir escuchando, sobre todo el escuchar a los pueblos, a las comunidades, a la gente de la ciudad que en algunos lugares pasamos y visitamos. Todo lo que nos planteaban era lo que nos daba esa fuerza, esa fortaleza que es lo con lo que íbamos a seguir caminando, hacia delante. Entonces es más bien el enriquecimiento del mismo caminar que se fue dando, tanto en los pueblos indígenas y con hermanos que están en la ciudad también organizados y luchando y que era muy importante escuchar sus diferentes experiencias de lucha. Entonces eso es lo que iba o nos fue fortaleciendo en este caminar.

Subcomandante Galeano: Bueno, ¿si cumplimos, no?

Marichuy: Sí cumplieron

Subcomandante Galeano: Pero ya no conseguiste las firmas. Ya no. Ya podemos mal hablar de lo que nos estuvimos aguantando todo este tiempo. ¿si? Por que hoy voy a hablar mal de las mujeres. ¿Están de acuerdo de que hable mal de las mujeres? ¿Que hable bien de las mujeres? Así se hace una campaña electoral, depende del público es lo que les tienes que preguntar. Pero ya no vas a estar mija, ni modo, llegó tarde la clase.

Bueno, nosotros les vamos a contar a ustedes y a ella, y a presentarte… Y aquí vamos a usar el método de la escuela primaria, no se si todavía se usa, pero en la escuela primaria se habla uno por los apellidos. Entonces está Olivera, está Millán, está Marcos, la tocaya Marcos, ah perdón, ya me morí verdad? Está Marcos, está Patricio Martínez, nadie te dice así pues no se por qué. Decían María de Jesús Patricio ¿y esa quien es? preguntaban los compañeros, es Marichuy, ahhh sí, la compañera Marichuy. Por cierto, cuando estábamos haciendo la lista de invitados para este semillero nosotros pusimos María de Jesús Patricio Martínez, y los licenciados nos corrigieron que es Ma de Jesús, por que por ahí leí que alguien quiere poner en la boleta, por que hay un espacio en la boleta en blanco donde uno pone lo que quiere, bueno, que lo pongan correcto si es que lo van a hacer.

Bueno, compa Marichuy, como vocera del Concejo Indígena, nosotros te queremos decir algunas cosas para que les pases a los compañeros y compañeros del Concejo Indígena de Gobierno y del Congreso Nacional Indígena. La verdad yo te digo que hicieron un desmadre. Si es que cumplieron con el mandato del CNI, pues le corresponde al CNI y a nosotros junto con el CNI decir si sí o si no, pero nosotros vimos que pasaron otras cosas que no estaban contempladas. Aparte que lo que ya habían señalado ustedes desde antes, que iba a ser muy difícil por el racismo y el sexismo que hay en este país. Aparte de eso que fue evidente, por que te estuvieron agrediendo de todas formas posibles, nosotros vimos que exhibieron ustedes la esquizofrenia de la clase política.

Y te voy a poner un ejemplo, el ejemplo del innombrable bueno. Por que hay un innombrable bueno y un innombrable malo. Entonces esa es una nota de La Jornada, el periódico La Jornada, no sé si La Jornada es un periódico fifí de la mafia del poder, creo que no. Esto es del domingo 16 de octubre del 2016, es en Huejutla, Hidalgo y está firmada por el corresponsal de La Jornada Juan Ricardo Montoya, dice: El anuncio de que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional postulará a una indígena como candidata independiente a la presidencia de la república en 2018 es una maniobra para hacerle el juego al gobierno, con el fin de que no haya una transformación y cambio de régimen, comentó Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional del partido Morena, en entrevista exclusiva para este periódico. Pero ahora está declarando que debes estar en la boleta, aunque no hayas cumplido con los requisitos legales para hacerlo.

Y yo quiero referirme a esto, por la vanguardia revolucionaria formada por Esteban Moctezuma Barragán, Romo, Espino, el Partido Encuentro Social, Sergio Meyer, Lino Corrodi, Gabriela Cuevas, Cuauhtémoc Blanco, René Fujiwara, el Guero Velasco, José González Blanco Ortiz Mena, con ese nombre no se necesita recomendaciones, con esos apellidos, Napoleón Gómez Urrutia, Miguel Barbosa, Martínez Cáceres, entre otros próceres con los que se va a hacer juntos la historia.

Entonces yo me pregunto si Martí, Armando, Antonio, los dos Pedros, Paco, John y los tuiteros que denunciaron con flamígeras sentencias, que se le estaba haciendo el juego al gobierno, que éramos una creación del otro innombrable, el malo, y que luego, ahora, ahorita, demandan que se incorpore, ilegalmente, por que es ilegal, a Marichuy, tal vez por que apenas están intuyendo lo que significa la entrada de la Calderona y la mula a la boleta, y ojo, en los debates. Tal vez a pesar de que de eso cobran ignoran la historia, y no recuerdan lo importante que fue la candidatura, que entonces también fue acusada de impedir el cambio de régimen, de Rosario Ibarra de Piedra en 1988. Si no pregúntenle a Adolfo Gilly que estuvo cerca de ahí.

Te van a extrañar, te van a extrañar en los debates, en la campaña y el primero de julio, los que te acusaron que eras creación de Salinas, los que te acusaron que ibas a dividir el voto, y que son los mismos esquizofrénicos que ahora dicen que debías estar, que por que fuiste honesta, por que no hiciste trampa y por que no tenías una fotocopiadora, que ese es un error de la asociación civil que tenemos que ver.

Voy a leer algunos tuits de la época: “Como en 2006 el EZLN quiere ayudar al salinismo, esta vez con candidatura propia, patito, para 2018”, otro: “Salinas mueve de nuevo en el juego de ajedrez 2018, alinea la torre independiente EZLN, Margarita y una mujer indígena en su estrategia”, otro, de Martí: “Cada día está más claro que de un lado está Morena y del otro lado están todos los demás”, o sea que eres de la mafia del poder, ¡o eras!, de la mafia del poder.

“Anuncia el EZLN que va a la elección en 2018, todavía no deciden si con Dresser o con Margarita Zavala”. Otro: “Yo Amlo México. ¿Quién en un país machista y racista votaría por una mujer indígena? El EZLN juega y apuesta a la división de izquierda y al romanticismo. Esa es la intención del mudo y estacionado EZLN, dividir y desacelerar a AMLO”. “Quien iba a decir que el EZLN iba a acabar lucrando con el tema indígena. Salinas dice que la puntada de la candigata indígena, la chachalaca Zavala podría contender por el EZLN sin problemas.” “No inventes, el EZLN es un grupo de encapuchados vendidos al salinismo, sus actos así lo demuestran, por eso los mandamos a la chingada”, textual, yo no digo malas palabras, así dice el tuit. “Se equivocan los analistas, adelante con la candigata del EZLN, la competencia es buena”. Y por el estilo.

Entonces, si somos una creación del salinismo, si nuestra apuesta era dividir el voto, ¿por qué el innombrable malo no movió a sus gentes para meter las firmas? Vaya, ¿por qué no nos regaló una fotocopiadora pues? ¿Por qué no movió sus influencias en el Tribunal Electoral para que te metieran ilegalmente, como metieron al Bronco ilegalmente? Entonces si toda la iniciativa del CNI que lanzó con “Que retiemble en sus centros la tierra”, era una jugada para dividir, ¿entonces por qué el sistema no se movió para que consiguiera las firmas Marichuy? ¿Por qué? Nosotros decimos, es que no hay lugar para Marichuy, ni para el Concejo Indígena, ni para nadie que sea decente en el sistema político, y eso lo demostraron.

Nosotros queremos ver que toda esa gente, los chistes misóginos y racistas de Armando, que decía que querías ser la Tonatiuh y que le celebraban los dos Pedros y Paco entre cerveza y cerveza. ¿Qué van a decir a la hora que se den cuenta de que no hay ningún contrapeso a lo que ya se está diciendo?

Y otra cosa que nosotros vimos que hicieron ustedes en ese desmadre que hicieron, es que les señalaron a toda esta gente por donde va el fraude. Con todo lo que se mostró a la hora que decían, por que no decían “Saquen al Bronco” o “Saquen a Margarita Zavala”, decían “Metan a Marichuy”. O sea vamos a seguir con la ilegalidad metiendo a otra ilegal, por que tú no podías entrar, no cumpliste el número de firmas, pero con lo que hizo el INE con Margarita Zavala y lo que hizo el Tribunal con el Bronco, resultó que eso no es lo que importaba. Entonces ya les están marcando a toda esa gente por donde va el fraude. Si lo van a escuchar o no no, no saben, y cuando sea ese momento van a extrañar a Rosario Ibarra, o van a extrañar que resulta a quien atacaron, con los mismos argumentos de la derecha, por que todo lo que leí es de la izquierda institucional, todo, no eran de Margarita Zavala, no eran del PAN, no eran de Anaya, no eran del PRI, no eran ni siquiera del Partido Encuentro Social.

Todos esos insultos que te dirigieron a ti, que se personalizaron en ti venían de esa izquierda, que está tan embriagada celebrando un triunfo que todavía no tienen en la mano, que no se da cuenta por donde viene, y no tiene un plan B. Les preguntaron y dicen “No hay plan B, vamos a ganar”. Con esa vanguardia revolucionaria que les leí, yo creo que sí, si van a ganar.

Entonces esa es otra de las cosas que vimos. ¿Cómo van a explicar que por qué no se llegó al mínimo número de firmas? Si somos lo que dicen que somos, hubieras entrado holgadamente. Entonces resulta que la iniciativa no era para dividir el voto de la izquierda, resulta que no era contra el innombrable, ni que somos títeres de nada. Resulta que si era cierto, ya después de año y medio del documento del CNI de “Que retiemble en sus centros la tierra” que es de octubre de 2016, que si era cierto, que hicimos lo que dijimos. Y por eso no estás en la boleta. Si no hubiéramos hecho lo que dijimos tal vez no hubiéramos estado en este semillero, por que serías candidata y aquí no aceptamos candidatos.

Entonces nosotros vemos que hay varias preguntas, en los colectivos, en las redes de apoyo, algunas que nosotros pensamos que podríamos avanzar en este semillero a ayudar a resolver. Por ejemplo desde el lado compañero decimos nosotros, no solo de La Sexta, los que están de este lado. Que no le entraron a la iniciativa por que señalaron, y yo me refiero a críticas legítimas, razonadas, con derecho además, ¿no?, que no le entraron a la iniciativa por que íbamos a terminar legitimando al sistema político mexicano. Que lo único que iba a hacer el CNI y el EZLN con el Concejo Indígena de Gobierno y con Marichuy es limpiarle la cara a una democracia ya marchita.

Yo estuve revisando todo lo que se ha escrito, de izquierda, derecha, centro, si es que todavía existe el centro, redes sociales y lo que sea, y no vi nadie que dijera que el INE salió bien después de lo que pasó. O sea de que la aspirante que cumplió con todos los trámites, que no llegó al número, que cumplió con todo lo que había que hacer legalmente, no queda, y quienes violaron todas las leyes, quedan, no veo como puede el INE puede decir “Soy un representante de la democracia”, o peor aún todavía el Tribunal Electoral decir “Soy un garante”. Y cualquier ciudadano o ciudadana, o ciudadanoa de este país que diga “Gracias al CNI ahora confío en las instituciones que van a vigilar que mi voto valga”.

El resultado de tu movilización es que exhibió al INE como lo que es. El INE es una agencia de empleos y un buscador de talentos políticos. Entonces escoge tú, tú y tú. Escojan de entre estos, pero si eres decente no puedes entrar aquí. El Tribunal está para avalar o corregir las pifias del INE, a criterio del Tribunal el INE cometió la pifia de no meter al Bronco, el Tribunal lo resolvió.

Pero podemos estar equivocados nosotros y sí, que resulta que la campaña del Concejo Indígena de Gobierno permite que el sistema político mexicano se presente como un sistema democrático al resto del mundo. Lo que vimos es que no, y que no hubo nada de necesidad de hacer un comunicado. Y está más cabrón, perdón, cabra. ¿Ah, verdad? No te hagas miras para otro lado si quieres.

Que un comunicado. O sea si nosotros hacemos un comunicado diciendo “El sistema electoral tal, tal, tal y esto” ,pues lo leen ustedes, tal vez alguien que tiene estreñimiento y tarda y se tiene que leer algo y está ahí. Pero lo que significó la campaña que hiciste, que fue sobre tus hombros y sobre las otras concejalas y concejales, exhibió de una forma, que no me imagino de que otra forma que sea tan honesta y decente, una denuncia, y con ese impacto. “Este es el sistema electoral, en este van a competir, y este es el que va a decidir quien es el relevo de Peña Nieto”. Eso es lo que dice concreto pues, lo que se ve ahora o lo que nosotros vemos ahora.

Entonces nosotros decimos que la valoración para esos hermanos y hermanas, compañeros y compañeras que desde este lado no le entraron, primero tienen que decir si sí: “si es cierto, teníamos razón, avalaron y legitimaron el sistema político” y si les pedimos que nos digan cómo, por que nosotros vemos que no, que al revés, lo denunció.

Igual a los compañeros que si le entraron, a las redes de apoyo, a las casitas, que cada quien se ponía como veía, que hagan ese balance. O sea realmente todo el esfuerzo que hicieron compañeros y compañeras, hermanos y hermanas, si ustedes dicen “Pues todo esto sirvió para que la gente diga el INE es bueno, es legítimo, es legal, podemos confiar en él, y el Tribunal es un garante de que la democracia se respete”. Si se contestan que sí, entonces sí tuvieron razón ellos que dijeron “No le entramos por que vamos a legitimar”. Nosotros ya respondemos: No, no solo no legitimó al sistema político, sino que lo desnudó y lo mostró tal como es, con más efectividad que un semillero.

Y la otra pregunta que queda también en el aire es: ¿Quienes del lado que es compañero se mantuvieron al margen, con derecho, legitimidad y razones, ahora son más grandes, son mejores? O sea que se digan, bueno, yo no le entré, y si soy mejor colectivo, mejor organización, mejor grupo, tengo más claridad de lo que está pasando.

Igual los que si le entraron. Por que voy a decir otra mala palabra, se pararon una chinga, real. Y entonces la pregunta que tienen que contestar es: pues si le entramos a esto, y ahora somos mejores que antes de que le entráramos, o somos más grandes, y no me refiero a más en número, sino más grande en horizonte, en capacidad.

En todo lo que ustedes, nosotros esperamos que ustedes nos cuenten. Aquí los que van a participar y los que de alguna forma se van a poner también en contacto con el CNI para esta valoración que nos están pidiendo.

Entonces yo les pido pues a los demás ponentes que van a estar en estos 10 días que estemos apuntando a eso. La pregunta que nos está moviendo a todos es ¿Valió la pena o no? O sea terminamos en lo mismo o hicimos realmente otra cosa, no estoy, no estamos hablando nosotros del número de firmas, si me entienden, nosotros no estamos planteando en ese nivel las cosas, nosotros estamos planteando es el propósito, y se señaló, yo les pido que revisen los textos de octubre de ese año, la declaración del CNI, la explicación de cómo se llegó a eso. Si valió la pena todo ese esfuerzo.

Por que si lo ponemos en el número de firmas, aunque se dijo desde el principio que eso no importaba, entonces sí compañeros, agarren la cobija y vamos a arrastrarla. Pero si no se trataba de eso entonces de qué se trataba, y por qué le entró cada quien.

Por que nosotros les vamos a decir así a lo pelón, como lo dijimos entonces cual era nuestra expectativa. Nuestra expectativa es que ni siquiera reunían los requisitos. Le va a faltar la copia rosa, la letra chiquita, algo va a estar ahí. Marichuy se va a poner y le van a decir “No pues esto no, esto no, sabes que que ya se acabó el tiempo”, ¿no? Eso es lo que nosotros creíamos que iba a pasar.

Pero resulta que los que nos arruinaron ese pronóstico fue la mentada Asociación Civil, y nosotros tenemos esta duda, ¿no?, por que no entendemos por qué esta gente que podría tener miles de seguidores y juntos hacer historia, está aquí, no entendemos que ganan. Si se trata de lavar la cara, la lavas más del lado de Esteban Moctezuma Barragán, Romo y toda esa banda. Si se trata de conseguir seguidores tendrían más seguidores ahí, followers o como se llamen ahora. Entonces ¿Entonces por qué esta gente que accede a dar su nombre no se queda en eso? No lo entendemos. Por que no se quedaron en eso. Nosotros decimos, se quedan en eso y ya. Ahí está mi nombre, bueno ni modo, Marichuy buena onda, que te vaya bien, cuidado con el brazo, lo que sea. Pero resulta que no hicieron eso.

Y luego resulta que apareció un grupo de abogados, que tienen un nombre raro, así como de ultratumba, algo así, ¿como se llaman?

– Infrarrealismo jurídico

Que se cambien el nombre, nadie los va a contratar, así de sencillo.

– Infrarrealistas.

¡Infrarrealistas se llaman!, ave maría purísima, te voy a llevar tu caso, no ni madres. Resulta que eso, nosotros les decíamos “los lics” por que nunca nos aprendimos el nombre. También se mueven junto con la AC y logran cumplir todos los requisitos.

Por que nosotros decíamos “Bueno, no van a cumplir los requisitos, que bueno”. Nosotros ya estábamos pensado en que hay que hacer la campaña sin ese requisito legal, ¿no? pero no contábamos ni con los licenciados, ni con que la AC no se iba a conformar con dar el nombre.

Yo le voy a pedir a una representante del, no a una representante, un miembro de la Asociación Civil, Alicia, ¿estás ahí? No te escondas, no te salgas. Siéntate aquí, ¿te estás escondiendo?, ¡ven!

Alicia Castellanos, no se si la conocen, Marichuy creo que si la conoce, ¿no?. Es antropóloga, debe tener otros defectos, pero nosotros le conocemos ese. A ella la iban a meter a la cárcel. Si, la verdad. Por que miren, yo espero que nos van a contar los compañeros y compañeras que van a participar. Los requisitos que ponía el INE era así de que tenías que llevar un como le dicen, perfil hormonal, por que qué tal que eras el Sub, pero disfrazado.

Entonces por ejemplo, compañeros de las redes de apoyo, si ustedes juntaban un varo y por ejemplo hacían un cartel o unos volantes, tenías que hacer pedir la factura, y todo eso le tocaba a Alicia.

Nosotros, ¿tu fumas? Es que estábamos viendo que te íbamos a mandar a la cárcel, si cigarros, ¿chocolates?, ¿dulces?

Bueno, entonces ella cuando es la reunión ya final, ya cuando va y se despide de todos y dice “Bueno pues ai me mandan cigarros raza, lo que sea” y le dice al INE “si a alguien van a castigar es a mí”. No dijo “Ai la ven con la AC” o esa es bronca de Marichuy o vean con los zapatistas, pero ella dice “yo a mí”. Yo digo ¿por qué? ¿Que necesidad tiene Alicia?

Podría decir “no pos saben qué me duele la muela” o “tengo un coloquio de delincuentes antropólogos en Pekín”, no sé, donde sea. Entonces va más allá de eso, e incluso sabiendo que era casi imposible cumplir con los requisitos de control de finanzas, asume esa tarea con Priscila, ¿te ayudó, no? Y una banda de compas pues que le ayudaron en eso, pero a la que iban a meter en la cárcel era a ella. Entonces lo hace y el INE no se lo esperaba yo creo, por que entonces dijo, no al revés, salió muy bien tu cuenta. No solo eso, sino que le dijo “Ninguno entregó la cuenta como ustedes”.

Y entonces nosotros decíamos “¿Cómo le vamos a ir a pedir a los compas que tienen un puesto de playeras de Marichuy y consiguen un varo y con eso compran un teléfono de gama media para poder hacer la captura de las firmas, que nos den un comprobante de pagos?”

Por ejemplo los compañeros de Patrulla Roja, que bailaron aquí anoche y que ustedes no estaban, por que ya tienen edad, pero nosotros los jóvenes aquí estábamos. Si tu les pides eso pos se ríen, o no se ríen, dicen: “pues no entendemos tu chiste de generacional, por que nosotros somos de otra onda”.

Era imposible, y aún así pudieron cumplir con todos los requisitos, y dijeron al INE: “Aquí está, cabal, esto es lo que gastamos”. El INE no solo dijo está bien, sino que dijo: nadie lo hizo. Nadie puede comprobar los gastos, y en la parte más difícil pues lo hicieron.

Yo se que te espantaron Alicia que te dijeron que iba a mal hablar de ti, pero si voy a hablar mal de ti, pero yo soy democrático, voy a hablar mal de todas las mujeres.

Entonces les voy a platicar en todos estos días, ahora les voy a platicar de una parte. Perdón, antes me falta.

Otra cosa en la que fallamos, nuestro pronóstico era que no se llegaba a las firmas. Nuestro cálculo a la alza era de 100 mil firmas, concentradas en el centro del país. Nosotros decíamos 100 mil firmas, de esas 100 mil 10 mil que si entienden la iniciativa, y 90 mil de que pobrecitos indios, sí hay que darles chance, o hay que tener otra voz, o que qué buena onda, o nomás por mulas, sin agraviar al Bronco. Vamos sí, que yo voy a firmar. Que para la iniciativa esas firmas no cuentan, por que no generan organización.

Y esa es otra pregunta que tenemos que responder, tantos las redes de apoyo, como las casitas, como las organizaciones que apoyamos la iniciativa. Es otra de las preguntas que tenemos que responder, si nuestro trabajo generó organización o no. Por que si tenemos un millón de firmas, pero no generamos organización, pues cada quien se compra su fotocopiadora y órale, cuántos millones quieres. Pero la iniciativa era contactar a gente, hablar a gente, y que de una u otra forma se organizaran.

Y yo leí la historia así perdida entre redes sociales y medios alternativos, de unos chavos pues, que tienen una mesa de firmas, y llega uno de esos de vanguardia revolucionaria, patria o muerte venceremos, y les dice “estas son mamadas, lo que hay que hacer es organizarse”, y la compañera que estaba encargada le dice “y tu crees que la mesa salió de donde, y el cartel y el volante, pues nos tuvimos que organizar para ponerla” y ya pues el otro no esperó esa respuesta, se fue y leyó el manual de Martha Harnecker, no sé que madres.

Entonces ¿Sí generó organización al interior o no? Esa es una. Y afuera también. O sea podemos decir:“yo junté tantas firmas”, pero yo pienso que lo que nos están pidiendo los compañeros del CNI es “generé tanta organización”, aunque fuera una o dos, que fuera un producto pues de ese trabajo político.

Que por ejemplo me platicaban los compañeros de una red que también van a participar aquí, que dicen que hacían rifas, vendían cosas, playeras y todo eso, juntaban un tanto de lana, compraban un celular de gama media, y se lo pasaban a alguien que es el que empezaba a dar el rol. Y ya cuando juntaban otro tanto, otro celular, y así, iban juntando y juntando firmas.

Entonces cuando hablaban con la gente, o sea la gente dice: “sí, pues está chido, pero no te voy a firmar”, ¿no? Pero estas personas que están haciendo esa plática se sentían enriquecidos, dicen: “por que estamos aprendiendo a hablar con la gente, a debatir, a convencer o a darnos cuenta que no tenemos los argumentos para convencer a la gente o que nos faltan, o que para determinada gente si se puede y para tal no”.

Entonces todo esto es lo que nos están pidiendo pues los compañeros. Por eso nosotros decimos, este es un semillero, pero debe haber muchos por muchos lados. Que no sean, de que aquí está la neta, sino de que aquí es lo que nosotros vimos.

Y nosotros invitamos a la mayoría de los que invitamos, son de la AC, por que tenemos esa pregunta, en realidad los engañamos, yo le dije al hermano bajo protesta que queríamos darles las gracias, pero en realidad yo no entiendo qué ganaron. O sea que ganó Oscar Chávez por andar en la calle cantando, pidiéndole firmas a la gente, si se hubiera presentado en el Auditorio Nacional y gana un varo. Hubiera ido a un mitin de cualquiera de los candidatos, por que ahora sí no me digan que no, todos son iguales, y además conserva su prestigio y todo. ¿Por qué tenían que andar en la calle pidiendo firmas?, ¿por qué tenían que hacer sus tertulias?, los hermanos y hermanas de teatro por ejemplo, y en lugar de ponerse a discutir de que si tal o tal, se ponían a ver la iniciativa y a discutirla. No tenían necesidad de eso, ¿para qué? O sea que gana Mardonio Carballo en esto, si podía tener un puesto en la Asamblea. Los medios que cubrieron, sea como en su trabajo de editorialistas, sea como reportero, ¿ganaban lectores? O sea que digan “hay que comprar el periódico por que sale una entrevista de Marichuy” No, pero lo hacían por que sentían. Si comentan, al revés, se le iban encima, “eres de la mafia del poder, ya te vendiste, eres un títere de Marcos”, que en paz descanse y dios lo conserve en su santa gloria.

Entonces que bueno que vinieron o van a venir muchos de ellos, para que nos respondan esa pregunta, por que la pregunta es ¿por qué?. Yo entiendo que el CNI le haya entrado, y entiendo que los compañeros hayan decidido “le vamos a entrar”, pero yo no sé por qué ustedes compas que son de las redes por qué le entraron. Y es una pregunta que se tienen que responder ustedes y que a nosotros nos serviría saber por qué, por que no ganaban nada, perdieron paga, perdieron tiempo, perdieron prestigio si es que tenían alguno. Conquistaron enemigos que antes no tenían, no ganaron ningún amigo, sus cuentas de redes sociales bajaron en seguidores, no se qué ganaron pues.

Y nosotros decimos “a lo mejor tiene lo mismo con lo que ganó el CNI a la hora que participó y le demostró a todos qué es la decencia”, a lo mejor es eso. Que encontramos mucha gente en todos los niveles sociales y en muchas partes de la República, que resulta que es decente y por eso se la jugó para esto. Vaya, no había que tomar un fusil y asaltar el Palacio de Invierno, pero si había que invertir tiempo, y paga, por que no había pues de donde entra la paga, ¿no?, por que Marichuy tuvo la mala idea de decir que iba a renunciar a la paga pues. No, hizo lo que le había mandado el Concejo Nacional Indígena, ¿no?, que no se iba a recibir apoyo del gobierno.

Entonces ustedes díganos “sí, somos un puñado de soñadores”, o románticos, como dijeron aquí. Por que ya se demostró que no somos de la mafia del poder, que no nos maneja Salinas y todo, en todo caso nos maneja mal, por que… Entonces somos románticos y soñadores. Entonces, ¿qué movimiento puede hacer eso? Yo no entiendo, no conozco ninguno, que ceda la dirección, la iniciativa y la imaginación en su gente, en quienes la forman. Se trata de esto, como le vas a hacer, como tu quieras.

Y hubo quien puso mesa, quien anduvo topando gente en la calle y obstruyendo el tráfico, oíste, y hubo gente quien estuvo tocando puertas. Yo no sé cómo es ahora, pero antes tocabas una puerta y te decían “no voy a comprar un tiempo compartido”, volvías a tocar “no recibo propaganda evangélica o apostólica o romana, lo que sea”, no, volvías a tocar, “no voy a tocar una enciclopedia” y ya cuando decías no a nada, a lo mejor te abrían “¿bueno, entonces qué quiere?”. Con los niveles de seguridad que hay ahorita, que te abran la puerta y que empieces: “bueno, el concejo indígena de gobierno, bla bla bla”, deja que esperes a que terminen, pero te cierren o no la puerta, vayas y toques la de al lado, y la de al lado y la de al lado. Compañeros, nosotros dicen que somos necios, pero ustedes nos dan una y las cuatro. Por que yo se que hicieron todo eso. Entonces nosotros valoramos todo eso, pero a lo mejor estoy delirando y solo vi algunos ejemplos sueltos, yo creo que son muchos, y que de esas valoraciones, no solo son para ustedes en lo interno, sino les pedimos que las compartan, así como nosotros vamos a hacer con ustedes, y como les pedimos a los compañeros y compañeras que van a ser ponentes que los compartan.

Viene gente que estuvo en el desmadre este de que los requisitos, cuéntenos como fue. Los que iban y se peleaban con el INE, con los funcionarios del INE, que ya lo único que hicieron fue demostrar que todos son hijos del rancho de López Obrador.

Todo esto pues necesitamos que nos cuenten, por que fue un movimiento que ahora sí que fue a varios niveles y no tenemos todos los elementos para hacerlo.

Leí por ahí que habíamos fracasado, además ni siquiera decía que había fracasado el Concejo Indígena de Gobierno, o el CNI, sino el EZLN. Por que en la valoración que yo leí decía “Su propuesta era visibilizar a los pueblos orginarios, no tenían otras formas para hacerlo”. Yo dije pos sí, voy a ver, formas para hacerlo, el medio que tenemos nosotros es la página de Enlace Zapatista. Los periódicos no sacan ni nada. Bueno, entonces, la media de un comunicado del EZLN es de 4 mil lecturas. Eso si Elorriaga no está picándole ahí para que suba el contador, ¿no? Si tiene cuento el comunicado, llega a 6 mil, después así como de unos 60 días. Si el comunicado es una denuncia de la Junta de Buen Gobierno, la media es de 1 500 lecturas. Si el comunicado es una denuncia del CNI la media está entre 800 y 1000 lecturas. Clicks. Ni siquiera sé si lo leen, a lo mejor nomás le entran y dicen “Ah, CNI, a la chingada”.

Entonces yo digo, bueno ese era otro medio que teníamos, qué otro medio teníamos, morirnos. Entonces yo digo, cuántos necesitamos, 45 de la guardería ABC, o desaparecidos, 43 de Ayotzinapa, no, súbele hermano, súbele, las decenas de miles de mujeres asesinadas o desaparecidas, no, súbele. ¿Sabes cuántos calculábamos? Para visibilizar a los pueblos originarios necesitaríamos mínimo 100 mil muertos en la calle. Véanlo.

Entonces sí, esas eran. ¿Teníamos otras opciones para visibilizar a los pueblos originarios? Sí, eran esas. Si alguien todavía tiene la caradura de decirnos “Debieron morirse los 100 mil” para que la gente diga lo que decía de Marichuy “Pobrecita, déjenla hablar, déjenla participar en la contienda electoral”, pues yo creo que les hubiéramos dicho “no, mejor nos quedamos aquí los soñadores, los románticos y todo eso”.

Otra cosa en lo que nos equivocamos, ¿por qué nosotros calculábamos 100 mil firmas a lo más? Por que sabíamos que existían los dolores, pero no sabíamos qué había pasado con la resistencia y la dignidad. O sea, no sabíamos que estaban ustedes. Ustedes que están aquí y los que están viendo y luego se van a enterar. No sabíamos que existía Eloísa Vega Castro. No sabíamos que existía. O sea, alguien que su trabajo, su chamba y todo eso, va y se sube y acompaña a Marichuy, y en el accidente, ahí en el desierto del Vizcaíno pierde la vida. No sabíamos que existía. Sabíamos que estaba el dolor ahí y en todas partes. Pero lo que habíamos visto en La Otra Campaña de 2006, no sabíamos que había pasado con esas rabias, con esas rebeldías, estaban o no estaban todavía, o había otras o había más.

Entonces otra de las cuentas que pasa Marichuy, y me refiero a ella porque ella es la vocera del Concejo Indígena de Gobierno, es esa, nos mostraron, como decirte, o sea ya sabíamos que está todo de la chingada, pero no sabíamos que había tanta gente a decir no. O sea a resistir y a rebelarse. Y que heme así haciendo los cálculos, si de los 280 mil, 200 mil son por qué buena onda y nos tienen lástima, y de los 80 mil es por travesura, son 40 mil. Si 20 mil gentes están dispuestas a decir no y poner el cuerpo, el trabajo, la historia, su propio proyecto personal, ¡hombre!, van a pasar muchas cosas en este país.

Y aquí les quiero platicar de lo que nosotros llamamos el efecto Marichuy, y voy hablar mal de las mujeres, porque ese es mi objetivo, estoy muy decidido y no me voy a rendir jamás.

Miren, en nuestra categoría de machismo está, José Alfredo Jiménez, Pedro Infante, el finado Sub Marcos y luego estoy yo.

Entonces la visión que les voy a dar no es la de un varón buena onda, este: “si mujercita”. Por cierto, dijeron, hagan una mesa sólo con las muchachas, dijeron. No voy a decir quien propuso: “Sergio” (susurrando), “Sergio y Javier”. Pero ya cuando hacen las cuentas de las invitadas resulta que las mayorías eran mujeres. Entonces están, nos asaltaron por todas las mesas, tuvimos que colarnos.

Entonces la visión que les voy a presentar del “Efecto Marichuy”, es la visión, no de un macho, de El Macho pues.

En julio del 2017, el año pasado, estaban las compañeras y compañeros artistas decimos esos, soy artistista, es la comisión artistista, no sé por qué hacen los compañeros esos manejo del lenguaje. Y entonces estaban reunidos en el auditorio. Entonces ya habían nombrado a Marichuy en mayo, y ya estaba que ibas a venir. Entonces las compañeras que están ahí sacan a los:

– Entonces que vamos a hacer, por que ahí está Marichuy.

Por que Marichuy todos dicen, indígena, trabajadora, mujer, madre, y nadie mencionaba que es esposa. Y yo les voy a decir por qué, ahorita lo van a entender porque es importante esa parte de esposa, y porque pegó mucho dentro de las compañeras zapatistas.

Entonces están ahí reunidas: no pos que va a venir la Marichuy, y es mujer y es indígena como nosotros. Por cierto, que las compañeras insurgentas revisaron tus entrevistas, y decían, este, “yo creo que esa compañeras si va a ganar, porque le entiendo todo lo que dice y a los otros no les entiendo que decían”.

Bueno entonces dicen, “va a venir y que vamos hacer”, no pos la vamos a recibir nosotros, y entonces sacan a los hombres. Sí, menos a los que estamos más allá del bien y el mal. No, yo me quedé porque no se dieron cuenta, y entonces decían:

– Este, vamos a recibir a la Marichuy, sólo nosotras, o sea, que si participen los compañeros, pero las que vamos a hablar porque es que le tenemos que decir que la apoyamos.

Y aquí les voy a contar otro chisme. Cuando el Congreso Nacional Indígena está aquí reunido en mayo. En mayo es cuando te nombran. Se pide la votación, entonces se pide la palabra del EZLN, entonces las comandantas piden hablar con Marichuy aparte, porque quieren preguntarle si no es obligada. Entonces se la llevan allá atrás, porque a mí me ponen a vigilar que nadie se acerca, entonces hay una bolita de compañera zapatistas, y yo veía que si estaba Marichuy en medio porque todas son chaparritas. Yo no sé qué le dijeron, a lo mejor nos van a contar, pero después de eso ya sale la comandanta Miriam y dice “si, apoyamos”, y votan también por Marichuy.

Entonces había una conexión ahí, compañeros, que la testosterona no nos deja entender, pero había una conexión ahí como mujeres. Entonces ellas dicen bueno es mujer y es como nosotros, tenemos que ver cómo vamos a hacer para apoyarla. Entonces deciden eso, pero deciden: no pero no basta.

Mira, yo te voy a ser sincero Marichuy, Silvia, Márgara, Mercedes, ustedes están cercanas de eso, yo no había visto una agitación entre las mujeres zapatistas, igual, más que en 1993, cuando estaban viendo la Ley Revolucionaria de Mujeres, así. Y yo soy el macho macho, te lo estoy diciendo así, pero me tocó ver aquello. Entonces ésta esa bulla, y nadie les dice que consulten, dicen vamos a hacer un evento en marzo, pero no dicen vamos a hacerlo, dicen “vamos a preguntar”. Entonces es que van a ir a las comunidades, eso sí que le cuelga, porque es que van y hablan, informan a una asamblea, luego a los responsables y otro, porque fueron hasta a comunidad, a decirles, a preguntarles qué onda. Entonces ya sale, y sale que sí, ya informan aquí, en diciembre, aquí se reúnen, estamos aquí reunidos, no me acuerdo para que, ¿qué hubo en diciembre? ¿El ConCiencias creo, no? bueno.

Entonces ya las compañeras que vienen, los comités dicen, ya se decidió, que si se va hacer el 8 de marzo. Entonces se organizan reuniones en Morelia, porque dicen que va a ser en Morelia.

Entonces yo creo que fue por castigo, el Sub Moi me dice:

– Vas a ir, tienes que estar pendiente de qué cosas necesitan. Cualquier cosa que necesiten de la comandancia tú tienes que ver de apoyarlas.

Entonces mira, la verdad, ese era un alucine, porque, estaban todas las generaciones, es un grupo que dicen ellas que somos las coordinadoras, estaban compañeras de 60, 70 años, que estuvieron en la época clandestina del EZLN, y había dos niñas, tres niñas, una era Defensa Zapatista, que por aquí anda, otra es Esperanza, que es todavía más chiquita, y una que se llamaba María Magdalena, yo le dije: cámbiate el nombre, porque está muy largo. Entonces estaban todas las generaciones del EZLN aterradas, porque tenían que hacer un encuentro de mujeres del mundo, quién va a venir, no saben, y tampoco podían preguntarle a los hombres, porque los hombres iban a decir: pos no sabemos, por qué no lo hemos hecho nosotros tampoco. Además el orgullo ese maldito, de la verdolaga, de las mujeres: No, yo por qué le voy a preguntar a un hombre, yo lo voy a hacer.

Bueno, entonces están ahí batallando. Yo te digo, porque yo vi todo el proceso, porque empezaron reunidas 60, en la siguiente reunión eran 80, luego eran 100 y luego eran mil coordinadoras, en la última etapa. Porque cada vez que viene el trabajo que querían hacer iban sumando más y más compañeras. Entonces cada vez llegaban más, bueno.

Entonces yo tengo que llevar el mensaje de cuantas mesas son y quienes están. Entonces yo llevó el mensaje, el primero de que iban a llegar 600 invitadas. 600 invitadas y eran como 800 mesas de trabajo. Había de todo, de reiki, ying yang, sangre menstrual, lo que sea. Y habría una muy buena, no supe si la pusieron, pero es la que todas las compañeras querían entrar, que era una que iba a hacer maniquiur, y que le iba a estar platicando con la compañera mientras le hacía el maniquiur.

Tú te imaginas a las zapatistas, este:

– Bueno, en realidad la Fenomenología del espíritu de Hegel está mal planteada y…

– No me estás diciendo este… Bueno, es que el pinche Capitán acaso me quiere hacer caso, y yo bien que me le insinuó y todo eso.

Entonces a la hora que se reparten el trabajo todas las compañeras querían estar en la mesa de maniquiur. No supe si la pusieron o no, pero era una lucha por el poder, porque todas decían, “pues si no me hace daño”, ¿no?

Entonces yo tengo que llevar eso, el resulta que no dejaban entrar hombres, entonces, yo tenía un, como le dicen, no sé cómo le dicen pue, pero tenía por el caso de que no hubiera entrado Marichuy, yo iba ser… entonces alguna compañera insurgente a Erika, me hizo un portapechos, pero talla 46, triple D, palanca al piso y todo, por acá, pa volverse a criar, bueno.

Entonces me bordaron una blusa las insurgentas, y me hicieron una nagua, entonces me puse yo todo así, lo que sea de cada quien, la percha ayuda. Bueno pues no encontré la nagua, entonces me puse una toalla. Entonces así entre, con mis bototas, mi toalla, pero se veían mis hermosas piernas pué.

Entonces entré yo así como: soy la compañera Galeana, entonces todas voltearon a verme así, ¡y más de una dudó de su preferencia sexual eh!. Ai lo vean. Entonces yo entré y luego luego:

– Ya ya ya ya viste esa, que no se qué- el chisme, el chisme, el chisme, y yo me dí mi lugar, me senté hasta atrás, pero como traía la toalla, oiga, sufrimos las mujeres eh, porque yo estoy así, kj, que no se me vea el negocio, ¿no? ¡Así, de cuidado!, y me sentaba así has de… y dije y con razón trae la nagua larga, ¿no?

Entonces se empiezan a organizarse, a ver que: “¿Se va a poner qué temas sí o qué temas no?” Entonces dicen las compañeras: “ni madres, las invitamos, que vengan y hablen de lo que quieran, el chiste es que se sientan convocadas de que es porque luchan. Ni siquiera vamos a decidir que es lucha y que no lucha, entonces que hablen de lo que quieran, lo que se pueda”.

Entonces empieza a avanzar el trabajo y a hacerse más grande, y entonces ya llega luego el mensaje, que no tras que no son 600, tras que son mil, tras que ya son 2000 y ya se perdió la cuenta, ¿no?

Entonces las compañeras ya van… Hay un cliché, ¿no?, Que es ese de qué, cuando una mujer dice voy a arreglar mi cuarto, entonces esa mesa, entonces el hombre lo mueve, no mejor no, allá, y lo trae de un lado para otro, ¿no? Bueno, vamos al donde va a ser el este. Entonces las compañeras tercias, que quieren unas buenas bocinas unos bocinones grandotes, entonces se ponen y dicen: no, ahí no, mejor muévanlo al otro lado. Y ahí tamos los compas pues cargando, movemos al otro lado. No, creo que ahí no se va a oír bien, que lo muevan para el otro. ¡Pero no habían hecho la prueba de sonido! ¡Y ya estábamos moviendo! Entonces ya yo le dije a Zebedeo, compa Zebedeo, estaba conmigo:

– vamos a conseguir un camión de 3 toneladas, y ponemos las bocinas, y lo vamos moviendo para donde quieran- , por eso voy a hablar mal de las mujeres.

Todavía faltaba que llegaran las compañeras de La Realidad. Que llegan las compañeras de La Realidad, las coordinadoras de arte y dicen, de la obra de teatro:

– No, el templete no da.

– ¿Cómo que no da?

– No, no da, por que nosotros ensayamos en el Caracol de La Realidad, entonces quiere más, por que son varias escenas

– ¿Y ora?

– Pues otro templete.

– ¿Cómo otro templete?

– No, tres mejor, por que son tres escenas.

Y para eso estábamos nosotros, teníamos que resolver el problema, ¿no? Y yo todavía les decía a los compañeros:

– Oigan, digan que no, pos solidaridad de género, ¿no? Vamos a apoyarnos como hombres que somos.

– No, pues es que es su fiesta de las compañeras, entonces tenemos que apoyarlas.

Entonces no me apoyaron. Entonces hicimos otros dos templetes. Y luego dicen:

– No, es que ese está muy rabón, quiere más largo.

Entonces lo hicimos más largo.

Y compañeras, compañeros de las redes de apoyo y público en general, tienen que ser fuertes ustedes… a algunas jóvenes zapatistas les gusta la música “ttt”… “ttt”… ¡reguetón!, ¡ya lo dije! ¡No quería decirlo! Les gusta el reguetón. Ai está les dije que las iba a acusar y ahí están: Les gusta el reguetón.

Por que, con perdón tuyo, es que estaban probando las bocinas gigantescas y solo ponían La Cumbia de Marichuy, yo ya estaba de 7 meses. “Marichuy color de la tierra” una y otra y otra vez.

– Oigan pongan otra música

– Es que no traemos música revolucionaria

– ¿Cuál traen?

– Reguetón.

– Ahhhhh.- Yo les quedé viendo así de “están vacilando”.

– Deveras, sí deveras, traemos reguetón.

Entonces yo puse la cara así como de Alex Sintek que se me empezó a hacer toda así. Y dije:

– Debimos haber propuesto a Gabriel Quadri, no a Marichuy para candidata a la presidencia.

Entonces yo le dije:

– No, pos no saben lo que están diciendo, están bromeando. Oi, ¿ustedes saben cómo se baila eso?

– ¿Cómo pues? – me dicen

Y miren, no es por dárselas a desear, pero hice un twerquing, ¡que olvídate de Jennifer López! ¡Saben cómo se baila! Le digo:

– Oye, pero la letra.

– No, pero la letra no nos importa lo que nos gusta es… – Pues no les creí y que ponen reaggeton. ¿Para esto luchamos? No todas, pero si les gusta.

No, pues pueden escuchar lo que quieran, nosotros no vamos a estar. Les vamos a decir tienen que escuchar esta música, tienen que leer, al rato tienen que hacer esto y otro, y ya vamos a hacer una policía, no lo vamos a hacer, ¿no? Pero les dije que las iba a acusar y las acusé.

Cuando es ese mayo que nombran, ustedes no se dieron cuenta, yo creo que nadie se dio cuenta. La delegación zapatista se puso hasta allá atrás, donde está ahorita, pero había muchos compañeros del CNI, en mayo, cuando votan a Marichuy como vocera, entonces quedamos ya fuera del auditorio.

El promedio de edad allá afuera, en los que estábamos allá afuera era de 70 años, por que vinieron los compañeras y compañeros que nacieron al EZLN y su promedio de edad es ese, 70, 80 años, viejitos y viejitas que querían ver si el CNI iba a desafiar así al sistema. Y son compañeros que algunos de ellos nunca habían salido de comunidad, y como todo esto estaba lleno, pues ya de plano les tuvimos que enseñar una foto de Marichuy: Esta es la que quedó.

Entonces todo esto que pasa, y les cuento eso de que además es esposa, por que en el transcurso de lo que yo he visto como macho que soy, de la participación de las mujeres, en los cargos de dirección. Por que si había en la tropa, y en algunos trabajos, pero en los cargos de dirección organizativa no había, empezaron a entrar. Y ahí empieza esto que yo uso mucho en los cuentos y relatos de “como mujeres que somos”, es que la primer vez que llegó una compañera a una reunión de comité, era la única, cuando se le pidió su opinión no dijo “yo opino”. Dijo:

– Bueno, Subcomandante Insurgente Marcos, como mujeres que somos yo te digo esto.

Entonces empezó así, no usó el singular, usó el plural, y aclarando que lo que opinaba tenía que ver con su condición de mujer, no con su condición de zapatista.

Entonces desde entonces empezó esto de “como mujeres que somos”, como mujeres. Ahí cada vez las compañeras aclaran: “Esto es como mujeres que somos”.

Entonces lo que pasaba es que entraban jóvenas, entraban jóvenes, entraban a los trabajos y todo eso,y si se casaban dejaban el trabajo, o sea solo quedaban las que no agarraban marido.

Por eso decía que no toman en cuenta que es esposa. Entonces resulta que llegan a esa reunión de las coordinadoras, compañeras casadas, o sea que hay unos comités casadas, y las jóvenas ya no tienen eso “voy a entrarle hasta que me case”, por que el marido las saque, o que se embaracen y tengan crío y entonces tengan que dejar el trabajo. Ese tu culpa es Marichuy. Entonces ya las compañeras no ven ni la familia como un impedimento para hacer la lucha, lo hacen. Por eso es el mal ejemplo, y eso no pasaba antes.

Y yo les voy a decir otra cosa, no es por desearles mal, nosotros, ahora sí ya no me pude colar en el encuentro. Pero así como otras cosas que ha hecho el EZLN, años después revientan en otros lados, lo que va a reventar después de ese encuentro de mujeres en otros lados, es impredecible. Ni siquiera puedo decir “va a faltar tal cosa”. En África, por que vino alguien de Kenia, en Asia, de Japón, en Australia, en Europa, en Sudamérica, en Norteamérica, en México, en Cuba, en Centroamérica, en todos los lados de que vinieron. ¿Qué va a pasar? Por que ¿qué pasó ahí? ¿qué hicieron? No sé. No quiero saberlo siquiera. Pero lo que pasa cuando se juntan, ahora sí que sin la vigilancia sancionadora del varón, que era lo que querían las compañeras.

Bueno, como vamos a hacer si no hay un varón que nos diga que está bien o mal o que nos mal mire dicen ellas. Que va a pasar después, no sé. Lo que yo he leído es que si fue un impacto fuerte entre ustedes, y lo que va a producir en sus geografías y en sus calendarios, pues no sabemos, pero, compañeros hombres, aprovechen para hablar mal ahorita de las mujeres, por que luego ni pío.

Yo estuve hasta el fi… Yo las esperé hasta el final por que tenía que entregar el informe a la comandancia del resultado. Después de que se fueron ustedes, estuvieron 3 días valorando mis compañeras. Y esto que les digo de que estaban todas las generaciones no terminó ahí, por que fueron un paso adelante, por que es la primera vez que hacen trabajo interzona decimos, siempre trabajaban los altos por un lado, el otro, y el otro y el otro, y ahora trabajaron juntas. Pero para no contarles cuentos, por que ya cumplí con mi deber de hablar mal de las mujeres, aquí están las compañeras coordinadoras, pasen compañeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *