Año 2014, México y D.F.: Es más peligroso ser estudiante que ser delincuente

* ¿Ah, sí? ¡Pues para que sigas haciendo tus marchitas!

* Como padres tenemos también ese espíritu de lucha, de manifestarnos cuando hay injusticias, que es lo que muchas veces hace los cambios.

* ¿O sea que es más peligroso ser un estudiante que un delincuente y por eso los tienen presos?

Entrevista a la mamá del estudiante Juan Daniel López Ávila, detenido arbitrariamente el 20 de noviembre de 2014 en el zócalo de la Ciudad de México y enviado a un penal de alta seguridad.

El estudiante de 18 años de la preparatoria Felipe Carrillo Puerto, plantel Iztacalco del IEMS fue detenido el 20 de noviembre en la plancha del zócalo de la ciudad de México acusado de terrorismo, tentativa de homicidio , motín y asociación delictuosa. Golpeado, incomunicado, sin un abogado de su confianza y con inconsistencias al debido proceso, ha sido trasladado al penal de máxima seguridad de Villa Aldama, Veracruz, donde se encuentran recluidos narcotráficantes miembros de Los Caballeros Templarios, del cártel del Golfo y de Sinaloa.

La madre de Daniel, Enedina Ávila Silva describe las irregularidades de la justicia mexicana en la detención de su hijo y de 11 personas más, entre las que se encuentran 3 jóvenes estudiantes quienes fueron trasladadas al Penal femenil de Tepic Nayarit donde compartirán patio con personajes como la llamada Reyna del Pacífico, Sandra Ávila Beltrán.

Mientras se publica esta entrevista, la Asamblea del plantel de Iztacalco se declaró en paro indefinido hasta lograr la libertad de Daniel y los demás detenidos el 20 de noviembre.

– Bueno, él se encontraba en el zócalo, y de repente se empezó a hacer como una trifulca, lo que hicieron fue que algunas personas se empezaron a sentar para que ya no les hicieran daño, o ellos no entraran en esta trifulca.

Él le contó a mi esposo, por que es el único que lo ha visto, yo no lo he visto, no he platicado con él. Y que él se sentó, lo que hizo fue sentarse, quedarse quieto, después llegó un policía, por atrás, y le empezó a golpear, y le dijo:

– ¿Ah, sí? ¡Pues para que sigas haciendo tus marchitas!

Y le empezó a golpear y a decir palabras altisonantes. Y ya de ahí, eso es lo que el nos comenta, tengo entendido que fue ahí en la plancha, los repegaron y ahí los mantuvieron. Ya después los trasladaron aquí a la SEIDO. Ya de ahí mi esposo se fue para allá, pero no lo pudo ver, le dijeron que hasta el día siguiente. Al día siguiente igual mi esposo fue y tampoco lo dejaron ver. El viernes en la tarde regresamos en la noche y no nos dejaron verlo. No nos querían dejar ya verlo que por que ya habían pasado varias personas.

Insistimos y ya logró pasar mi esposo y fue que habló con él. Nadamás lo dejaron como 15 minutos ahí adentro y ya le dijo que se saliera.

– En qué estado lo encontró.

– Lo encontró digamos que bien, si golpeado, por que lo golpearon, unos golpes en esta parte de atrás, no recuerdo de qué lado, pero si lo golpearon.

Trae nadamás un tenis, ayer vi la mochila de mi hijo, y el otro tenis en su mochila con sus útiles, y el tenis está totalmente como destrozado, y le digo a mi esposo:

– ¿Entonces qué quiere decir, que mi hijo solo cuenta ahora con su pantalón, playera y un zapato?

Y ayer supuestamente nos iban a dar ya una solución, pero no. Fue mi esposo ayer sábado y que ya no está ahí, que lo trasladaron a Perote, Veracruz. A nosotros no nos comunicaron nada. Se lo llevaron. Si es que se lo llevaron, yo realmente lo dudo.

-¿Permitieron el acceso de los abogados?

– No. El viernes no, tampoco permitieorn el abogado de ninguno de los chicos que están ahí.

– ¿Sabe si Daniel presentó declaración?

– Si, hay una declaración, su abogado de oficio.

– ¿Sabe cuáles son los cargos que le imputan?

– Le imputaban, nos dijeron que terrorismo, intento de asesinato, homicidio y asociación delictuosa y delincuencia organizada.

– ¿Sabe cómo le dieron los golpes?

– Con el escudo que luego traen ellos, los policías. Y los agarraron fueron varios, no fue un solo policía. Por suerte estaba ahí una señorita de derechos humanos que fue la que les dijo que ya lo dejaran, que no le pegaran así.

– ¿Entonces no tienen certezas de si su hijo fue trasladado a un penal de máxima seguridad?

– No tenemos ningún documento, ninguna llamada, ningún acceso al expediente. No hay nada que testifique que en realidad el ha sido trasladado.

Y él es chico, un joven normal, es un chico muy alegre, es un chico muy tranquilo. No es por que sea mi hijo. Es un chico muy noble. Es un jovencito muy conciente de mi situación económica. Por el momento, le comentaba a mis compañeras, que el está en el IEMS. El IEMS no les pide nada, el IEMS es una institución para nosotras las personas de bajos recursos. Daniel conciente de esta situación él recicla sus cuadernos, recicla sus colores. La mochila que trae tal vez es muy vieja o se ve fea, no la ha querido cambiar, me dijo que me espere, que está conciente de mi situación económica, y la trae rota o descuidada, pero no la quiere cambiar. El no me exige para sus zapatos, para pantalones.

– ¿Cómo es Daniel como estudiante?

– Pues va bien, estaba bien, le estaba echando ganas. Me dijo que quiere acabar la preparatoria, que quiere salir adelante. Es dedicado a su estudio.

– Descríbanos más como es Daniel, qué gustos, que aficiones bien.

– Qué aficiones tiene, le encanta el futbol, le va al América. Es tu pasatiempo preferido, por ir a apoyar a su equipo cuando puede, y si no aunque sea se queda afuera del estadio para apoyar a su equipo, es muy noble. Es un muchacho que ha sufrido mucho desde chiquito. Desafortunadamente nuestra situación económica no le hemos podido dar todo, sin embargo el es muy conciente, le repito, de esta situación.

– ¿Cuántos hermanos tiene?

– Uno, el es el mayor, le da consejos a su hermano menor, le dice que no cometa los errores que él cometió de dejar la escuela, le dice que siga estudiando.

– ¿Y cómo fue que empezó a interesarse por participar en marchas o en acontencimientos más de tipo social?

– Tal vez considero que nosotros como padres tenemos también ese espíritu de lucha, ese espíritu de manifestarnos cuando hay injusticias, de apoyarnos, por que es lo que muchas veces hace los cambios.

Si esto es malo, si ahora es peor, como en el 68, ser un estudiante, que un delincuente. ¿O sea que es más peligroso ser un estudiante que un delincuente y por eso los tienen presos?

– ¿Qué le pide usted a las autoridades de este país respecto a la situación de Daniel?

– Les pido que lo dejen libre, libre de todo cargo, se le acusa injustamente, les pido la libertad inmediata de Juan Daniel y de los demás compañeros que están ahí con él.

– ¿A sus compañeros y profesores qué les pediría?

– Su apoyo y que sigan luchando con nosotros, que no nos dejen solos, por que la unión hace la fuerza, les pediría eso: Su apoyo.

Entrevista por Oscar García:

Transcripción: Centro de Medios Libres

 

 

Deja un comentario