Frente Magisterial de Jalisco se une a la acción global por Ayotzinapa

A los miembros de la CNTE

A los medios de comunicación

A los padres de familia y pueblo en general

 

Los planes y programas de estudio, la formación docente, los libros de texto, enfoques filosófico y metodológico así como el financiamiento a la educación básica, media superior y superior lo decide el Estado Mexicano y no los maestros

Hoy venimos al centro de la ciudad de Guadalajara a preguntarles a los administradores del gobierno y empresarios de “Mexicanos Primero” ¿dónde están los grandes beneficios de las reformas a los artículos, 3º y 73 de la Constitución y, sus Leyes secundarias?

Dónde están las ventajas que tanto presumen para los alumnos, padres de familia y maestros que reportan los medios de comunicación, los politicastros y empresarios de la mal llamada reforma educativa si a un mes de haber iniciado el ciclo escolar, no han llegado  los libros de texto completos, hay grupos sin maestro, libros de texto obsoletos o con errores, alumnos recibiendo clases a la intemperie, hacinamiento en las escuelas, hostigamiento laboral,  llamadas telefónicas con amenazas de cese desde las oficinas de la Secretaría de Educación y un recorte presupuestal al sector social en cientos de miles de millones de pesos.

Los trabajadores de escuelas telesecundarias venimos  a dejarles los libros obsoletos con los que se ha laborado desde el año 2006 cuando el programa vigente es de 2011. Con tales libros que no coinciden con los programas, la autoridad educativa nos exige desarrollar nuestras clases para el presente ciclo escolar 2015-2016. En las escuelas en crecimiento cercanas a las ciudades, los grupos de alumnos están saturados, faltan aulas y materiales didácticos. Las escuelas de zonas marginadas y comunidades indígenas destacan por la gran pobreza de su infraestructura, servicios básicos, equipamiento, vías y medios de acceso.

De manera insistente los maestros somos señalados como los responsables de la crisis educativa en el país y principalmente quienes no formamos parte de la pandilla de corruptos y ladrones alineados al jerarca del SNTE en turno Juan Díaz de la Torre. Por ello le recalcamos al gobierno de Enrique Peña Nieto y a los empresarios de “Mexicanos Primero”, que los planes y programas de estudio, la formación docente, los libros de texto, enfoques filosófico y metodológico así como el financiamiento a la educación básica, media superior y superior los decide el Estado Mexicano y no los maestros

En las escuela primarias pasa algo similar a telesecundarias, por ejemplo el Programa de estudios 2011, bloque cinco de ciencias naturales de 6° grado, corresponde a “el conocimiento científico y técnico contribuye a que tome decisiones para construir un entorno saludable”,  en contraparte los libros de texto de los alumnos contienen el conocimiento del universo, esta desvinculación se hizo notar desde el 2011 y los libros no se han corregido, siguen exactamente igual.

El gobierno federal y estatal, deben reconocer sus yerros y decir públicamente que no llegaron completas las dotaciones de libros de texto, por lo que a casi un mes de iniciado el ciclo escolar hay todavía alumnos de escuelas primarias sin ese material básico. Que la saturación de grupos en las escuelas ubicadas en los cinturones de miseria de Tonalá, Tlaquepaque, Zapopan y Tlajomulco no la han resuelto, tampoco las de otros municipios de Jalisco, mucho menos las carencias de infraestructura, servicios, equipamiento y hasta de personal docente y de apoyo a la educación.

Las escuelas públicas son espacios inseguros, los robos a los edificios están a la orden del día, mucho de lo sustraído se adquiere con mucho sacrificio por los padres de familia, no hay vigilancia nocturna, falta personal de intendencia y horas de educación física.

La reforma que tanto presume la clase política desde principios del año 2013, no es pedagógica, es administrativa y laboral, no busca mejorar los contenidos programáticos, ni la formación de los maestros, sino controlarlos y desaparecer la plaza base, la pensión y la jubilación en su afán de ahorro de recursos y de restarle fuerza a las protestas en el país. Eso que llaman reforma educativa no resuelve los problemas de los libros de texto, ni la miseria de los planteles escolares, por ello esconden sus verdaderos fines en la evaluación docente, en los mañosos concursos de ingreso y promoción obligando al trabajador a cambiar su régimen laboral para quedarse a prueba por dos años en el nuevo puesto.

¡A esto llaman calidad educativa! La calidad es un concepto empresarial, viciado y mañosamente sobado para denigrar las escuelas públicas y justificar su entrega a los empresarios dueños de las grandes editoriales, aseguradoras, papeleras, transportistas y a los empresarios de la construcción como ya ocurre con la venta de acciones de infraestructura educativa en la bolsa de valores de parte del gobierno mexicano.

Entonces, ¿ya sabemos por dónde se debe de empezar a mejorar la calidad educativa? o se seguirá culpando a los docentes y cargando los costos a los padres de familia para encubrir entre otras cosas que el nuevo y flamante titular del ramo desconoce  la educación pública.

Por lo anterior anunciamos

1.- Que tomaremos parte en la acción global por la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa el día 26 de septiembre en la ciudad de Guadalajara, partiendo de la plaza Juárez a las cinco de la tarde.

2.- Nos sumaremos al paro nacional convocado por la II Convención Nacional Magisterial que inicia el próximo 12 de octubre, en donde participarán estudiantes normalistas y universitarios, docentes de educación básica, media superior y superior; jornaleros agrícolas y padres de familia de los desaparecidos.

3.- Que seguiremos resistiendo junto con los maestros del país agrupados en la CNTE los perversos impactos al pueblo de la mal nombrada reforma educativa.

4.- Llamamos a conformar la unidad de todos los trabajadores, en especial convocamos a los maestros de educación básica, medio superior y superior para combatir junto con otros sindicatos las reformas estructurales (laboral, energética, fiscal, judicial, política, educativa, en comunicaciones, agraria, etc.) que empobrecen e intentan someternos a un régimen de esclavitud laboral similar al padecido durante el siglo XIX.

Unidos y organizados, venceremos

Frente Magisterial de Jalisco

Guadalajara, Jalisco 18 de septiembre de 2015

Deja un comentario