Marchan organizaciones, pueblos y movimientos por libertad para defensor de los ríos y el agua

140815 Libertad Marco Antonio

 

15 de agosto de 2014, Acapulco, Guerrero. Con motivo del onceavo aniversario del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la presa La Parota (CECOP), miles de campesinos y campesinas del Acapulco rural, marcharon junto a organizaciones y movimientos sociales para exigir la libertad de Marco Antonio Suástegui Muñoz, defensor comunitario de los ríos y el agua frente al proyecto hidroeléctrico La Parota, quien se encuentra recluido desde el pasado 17 de junio en el Centro Federal de Readaptación Social 04 en Tepic, Nayarit, a raíz de un expediente fabricado por el gobierno de Guerrero.


La marcha que partió desde la Base Naval Militar en esta ciudad, exigió también la liberación de Julio Ventura Ascencio y Emilio Hernández Solís, integrantes del CECOP recluidos en Acapulco, acusados de lesiones agravadas, mismo delito imputado a Suástegui Muñoz. Al rededor del medio día, al momento de llegar al punto conocido como “La Diana”, en la costera Miguel Alemán, la marcha se encontró con un contingente conformado por diversas organizaciones sociales que llegaron desde diversos puntos del territoio México para mostrar su respaldo con la exigencia y la lucha del CECOP.

“Durante once años en defensa del río Papagayo, hemos tenido detenidos, asesinados, encarcelados, hemos sido hostigados, pero también hemos aprendido muchas cosas”, así lo aseguró Felipe Flores, dirigente histórico del CECOP, durante la marcha. “El objetivo de esta marcha es lograr la liberación de Marco Antonio Suástegui, pero también de los integrantes de la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, Nestora Salgado, Gonzálo Molina y Arturo Campos”, -quienes también se encuentran recluidos en penales federales-, afirmó el defensor comunitario.

140815 Marcha CEOP Libertad Suastegui - Acapulco

Por su parte, Ignacio del Valle, dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco afirmó “estamos aquí porque es una necesidad unificar nuestros esfuerzos de resistencia. Ya basta de esa forma de gobernar, ya basta de imponer esos proyectos que no tienen nada que ver con las necesidades prioritarias de nuestros pueblos, {…} venimos a decirles que no están solos, no es una cosa aparte lo que está pasando aquí, tanto en Guerrero como en otras partes de México tenemos la necesidad obligada para decir ya basta al despojo del territorio”.

El antropólgo Abel Barreara Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, aseguró que el traslado de Marco António Suástegui al penal federal de Tepic, Nayarit, es “ilegal” y se hizo bajo criterios políticos. “Buscamos mostrar el patrón de criminalización que se está imponiendo en el estado y en el país, de trasladar a penales federales a compañeros que son defensores comunitarios, como Marco Antonio, y arrinconarlos en lugares que hacen imposible que sus familiares tengan contacto con él, que los abogados puedan implementar una defensa adecuada, y que el mismo compañero quede en una situación de mayor vulnerabilidad por su aislamiento”, recalcó el defensor de derechos humanos.

La marcha finalizó con un mitin en el zócalo en el que diversas organizaciones de la sociedad civil de Guerrero y otras partes de México y el mundo, exigieron, junto al CECOP, la libertad para Marco António Suástegui Muñoz, Julio Ventura Ascencio y Emilio Hernández Solís, integrantes del CECOP, recluidos por la defensa del río Papagayo. Se estimó la presencia de alrededor de 3 mil personas que se sumaron a esta movilización en la cual también exigieron la liberad de Nestora Salgado, Gonzálo Molína, Arturo Campos y demás integrantes de la Policía Comunitaria de la CRAC, recluidos en penales federales, criminalizados por ejercer sus derechos. “Presos políticos, libertad”, sentenciaron. 

AUDIOS | Consulta y descarga AQUÍ 

Deja un comentario