Que los muertos no se conviertan en cifras.

Que la rabia se convierta en movimiento
y la humanidad vuelva al humano.
Que el amor deje de estar enfermo,
y que la vida no se dé por sentado.

Que los muertos no se conviertan en cifras
y los desaparecidos no se transformen en números.
Que los presos no caigan al olvido,
que el dolor no sea la respuesta o la pregunta.

Que el mundo deje de ser un recurso,
y los países empresas.
Que el dinero no sea la meta,
y la mujer deje de ser objeto.

Que la violencia no sea la forma,
que deje el mal gobierno de atacar(nos).
Que la comida no nos intoxique,
y el agua no envenene el corazón.

Que el miedo no se vuelva religión,
y que el pueblo deje de ser discriminado
repudiado
odiado
asesinado
Que la naturaleza no se sobre-estime
y los animales dejen de ser torturados.

Que se siembre autonomía en lugar de odio,
y se cosechen amores en vez de envidias.
Que florezcan la palabra y rebeldía.
Del corazón del pueblo la digna rabia, el coraje y la alegría.

Deja un comentario