Agresión en Yucatán enciende alerta por violencia en despojos contra el pueblo maya

  • Se solicitan medidas cautelares a favor de agredidos
  • Este tipo de casos se presentó ante la CIDH
  • Declaratoria gubernamental, ineficaz si se avala el despojo

Por Equipo Indignación

El secuestro y la agresión contra dos campesinos mayas que forman parte del ejido de Valladolid y que se oponen a la venta de sus tierras enciende la alerta: el despojo al pueblo maya está generando violencia en la península.

El pasado domingo 4 de diciembre don Guadalupe Cahum Uc y Elías Cahum Cahum, que viven desde hace más de 30 años en el poblado conocido como Laguna Chabela, contiguo a Punta Laguna, y se oponen a la venta de esas tierras, fueron secuestrados con violencia, amarrados a un árbol y golpeados por personas del comisariado ejidal de Valladolid que, de acuerdo con los testimonios, son del grupo que quiere vender, identificado con el ex Procurador Rafael Acosta Solís.

Uno de los agredidos incluso presenta un derrame ocular y, ambos, huellas de la violencia. Tras ser rescatados por elementos de la policía ministerial y de seguridad pública de Valladolid, después de que sus familiares dieron parte a las autoridades, ellos interpusieron denuncia penal ante la Agencia del Ministerio Público con sede en Valladolid.

El equipo Indignación ha solicitado medidas cautelares ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y ante la Comisión Estatal (Codhey) a favor de las dos personas agredidas ante el riesgo de nuevas agresiones y las amenazas proferidas en contra de los agraviados.

Precisamente despojos como éstos son los que se denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el lunes 5 de diciembre pasado, en la audiencia sobre la Situación de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Península de Yucatán, en el período ordinario de sesiones que tiene lugar en Panamá.

Con alarma, el equipo Indignación escuchó a los agraviados y tomó nota del señalamiento hecho acerca de que la violencia viene del grupo de ejidatarios identificados con Rafael Acosta Solís y escuchó también la preocupación de quienes manifestaron que Acosta podría tener protección del gobierno del estado de Yucatán.

El ex procurador Acosta Solís está implicado en varios procesos de compra-venta en distintos ejidos del estado.

Sería por supuesto deplorable que el gobierno de Rolando Zapata por una parte anuncie y publicite una declaratoria del Estado como zona libre de transgénicos y por otra favorezca el despojo de las tierras, territorios y recursos naturales del pueblo maya peninsular.

La agresión ocurrió cuatro días antes de una reunión de conciliación agraria entre Rafael Acosta y el ejido de los agraviados, comuneros de Valladolid que resisten los intentos de dividir al ejido y despojarlos de sus tierras. Ante la agresión, los compañeros decidieron no entrar hoy a dicha reunión.

Fuente: http://indignacion.org.mx/2016/12/08/agresion-en-valladolid-enciende-alerta-por-violencia-en-despojos-contra-el-pueblo-maya-indignacion/

Deja un comentario