Presos indígenas cumplen 30 días en huelga de hambre en cárceles de Chiapas

San Cristóbal de las Casas, Chiapas
12 de abril de 2019

A 30 días del inicio de la huelga de hambre contra la injusticia…
A 30 días de la lucha por su libertad y por la libertad…
A 30 días de lucha y resistencia al interior de la cárcel…
Y seguimos…

30 días en los que nuestros compañeros no han ingerido alimentos sólidos, la única alimentación que los sostiene es agua y miel.

Intenten hacer un ejercicio de imaginación y piensen que es lo que se siente esos días que salen de casa sin desayunar, o cuando después de unas horas sin comer nuestro organismo nos empieza a pedir la energía necesaria para continuar, y nos ruge la panza. Qué se ha de sentir al llevar un mes sin masticar, sin sentir sabores y enfrentando una lucha contra nuestro propio organismo que se rebela desde su instinto de sobrevivencia ante nuestra decisión de poner nuestra vida en riesgo. ¿Pueden imaginarlo?

Nosotras, nosotros, no tenemos que imaginarlo. Hemos sido testigos en primera persona del deterioro físico y emocional de nuestros compañeros. Hemos visto como, visita a visita, su salud se va deteriorando, como cada vez su pantalón iba ganando holgura hasta que necesitaba de algo que lo sostuviera para no desaparecer de sus cuerpos. Como se transformaba su rostro, su expresión, como su piel iba perdiendo color y cada vez sentían más frío por la falta de calorías, y como cada vez el cansancio era más fuerte y demoledor.

También hemos sido testigos del dolor de sus familias, de sus amigxs, de sus compañeros.

Pero también nos ha acompañado su fortaleza, su integridad y su dignidad. Y una grandeza moral que difícilmente seriamos capaces de describir con palabras.

¿Imaginan un lugar donde una persona tenga que llegar a esos límites para ser escuchado? Para eso no les vamos a pedir que hagan ningún tipo de ejercicio de imaginación, ese lugar es este mismo desde el que les hablamos.

Desde el inicio de esta huelga de hambre, el pasado 15 de marzo, una de las demandas de nuestros compañeros ha sido siempre que un organismo del estado responsable y competente pudiera revisar sus expedientes y ser testigos de las irregularidades que estos contienen. Han exigido en todo momento, que los casos de tortura, que muchos de ellos denuncian, puedan ser investigados y valorados. Y todo esto como mecanismo de justicia, de verdad, y además, de no repetición.

No somos ingenuxs, hemos aprendido que sólo está en las manos de los que les metieron en el infierno de la cárcel poder abrirles las puertas y devolverles la libertad que les fue arrebatada.

En ese sentido es en el que se hizo la exigencia de abrir una mesa de diálogo desde donde poder hacer una interlocución directa y eficaz que con capacidad resolutiva que pudiera atender la exigencia de libertad inmediata que nuestros compañeros reclaman. Parece que hoy podemos afirmar que esa demanda ya es un triunfo de esta lucha.

Son 20 expedientes lo que se tienen que revisar, 20 existencias rotas, 20 historias truncadas en un momento que claman por retomar sus vidas. Y 20 son los días que nuestros compañeros quieren dar para que esta mesa de diálogo pueda realizar la tarea de estudio de sus casos y expedientes.

En estos 20 días, y como acto de “fe”, nuestros compañeros van a convertir la huelga de hambre en ayuno parcial en espera de los resultados manteniendo más firme todavía, si eso es posible, la lucha por su libertad. Seguirán en los espacios físicos, al interior de la cárcel, desde donde están realizando su acción política, y sólo van a ingerir los alimentos que no interfieran su salud para retornar a la huelga de hambre, en caso de ser necesario.

Este, es un nuevo paso adelante en la lucha con toda la determinación de aquellos que son capaces de poner su vida por delante en el reclamo de la justicia que se les ha sido negada.

Volverán, si es pertinente, con toda la fuerza y determinación que sea necesaria.
Se harán las acciones que se consideran oportunas si no hay la claridad, la celeridad, la voluntad y el flujo de información constante en los avances del proceso.

No van a parar, no van a claudicar, no van a renunciar.
No vamos a parar, no los vamos a dejar, los vamos a acompañar.

¡Hasta que todos seamos libres!
¡Hasta que todas seamos libres!

Grupo de trabajo No Estamos Todxs

 

¿Cómo acompañar a los #PresosEnAYuno en Chiapas?

Aquí 3 acciones para #TejerLaSolidaridad a convocatoria del Grupo de Trabajo No Estamos Todxs


📩Escribe una carta
 

 
👩‍🎨Súmate a la campaña artística

✍️Firma la petición: https://frayba.org.mx/cese-de-amenazas-y-hostigamientos-a-presos-en-huelga-de-hambre-en-chiapas/
 

Comentarios cerrados.

  • #MEMORIAAYOTZINAPA

    Presos indígenas cumplen 30 días en huelga de hambre en cárceles de Chiapas

    San Cristóbal de las Casas, Chiapas
    12 de abril de 2019

    A 30 días del inicio de la huelga de hambre contra la injusticia…
    A 30 días de la lucha por su libertad y por la libertad…
    A 30 días de lucha y resistencia al interior de la cárcel…
    Y seguimos…

    30 días en los que nuestros compañeros no han ingerido alimentos sólidos, la única alimentación que los sostiene es agua y miel.

    Intenten hacer un ejercicio de imaginación y piensen que es lo que se siente esos días que salen de casa sin desayunar, o cuando después de unas horas sin comer nuestro organismo nos empieza a pedir la energía necesaria para continuar, y nos ruge la panza. Qué se ha de sentir al llevar un mes sin masticar, sin sentir sabores y enfrentando una lucha contra nuestro propio organismo que se rebela desde su instinto de sobrevivencia ante nuestra decisión de poner nuestra vida en riesgo. ¿Pueden imaginarlo?

    Nosotras, nosotros, no tenemos que imaginarlo. Hemos sido testigos en primera persona del deterioro físico y emocional de nuestros compañeros. Hemos visto como, visita a visita, su salud se va deteriorando, como cada vez su pantalón iba ganando holgura hasta que necesitaba de algo que lo sostuviera para no desaparecer de sus cuerpos. Como se transformaba su rostro, su expresión, como su piel iba perdiendo color y cada vez sentían más frío por la falta de calorías, y como cada vez el cansancio era más fuerte y demoledor.

    También hemos sido testigos del dolor de sus familias, de sus amigxs, de sus compañeros.

    Pero también nos ha acompañado su fortaleza, su integridad y su dignidad. Y una grandeza moral que difícilmente seriamos capaces de describir con palabras.

    ¿Imaginan un lugar donde una persona tenga que llegar a esos límites para ser escuchado? Para eso no les vamos a pedir que hagan ningún tipo de ejercicio de imaginación, ese lugar es este mismo desde el que les hablamos.

    Desde el inicio de esta huelga de hambre, el pasado 15 de marzo, una de las demandas de nuestros compañeros ha sido siempre que un organismo del estado responsable y competente pudiera revisar sus expedientes y ser testigos de las irregularidades que estos contienen. Han exigido en todo momento, que los casos de tortura, que muchos de ellos denuncian, puedan ser investigados y valorados. Y todo esto como mecanismo de justicia, de verdad, y además, de no repetición.

    No somos ingenuxs, hemos aprendido que sólo está en las manos de los que les metieron en el infierno de la cárcel poder abrirles las puertas y devolverles la libertad que les fue arrebatada.

    En ese sentido es en el que se hizo la exigencia de abrir una mesa de diálogo desde donde poder hacer una interlocución directa y eficaz que con capacidad resolutiva que pudiera atender la exigencia de libertad inmediata que nuestros compañeros reclaman. Parece que hoy podemos afirmar que esa demanda ya es un triunfo de esta lucha.

    Son 20 expedientes lo que se tienen que revisar, 20 existencias rotas, 20 historias truncadas en un momento que claman por retomar sus vidas. Y 20 son los días que nuestros compañeros quieren dar para que esta mesa de diálogo pueda realizar la tarea de estudio de sus casos y expedientes.

    En estos 20 días, y como acto de “fe”, nuestros compañeros van a convertir la huelga de hambre en ayuno parcial en espera de los resultados manteniendo más firme todavía, si eso es posible, la lucha por su libertad. Seguirán en los espacios físicos, al interior de la cárcel, desde donde están realizando su acción política, y sólo van a ingerir los alimentos que no interfieran su salud para retornar a la huelga de hambre, en caso de ser necesario.

    Este, es un nuevo paso adelante en la lucha con toda la determinación de aquellos que son capaces de poner su vida por delante en el reclamo de la justicia que se les ha sido negada.

    Volverán, si es pertinente, con toda la fuerza y determinación que sea necesaria.
    Se harán las acciones que se consideran oportunas si no hay la claridad, la celeridad, la voluntad y el flujo de información constante en los avances del proceso.

    No van a parar, no van a claudicar, no van a renunciar.
    No vamos a parar, no los vamos a dejar, los vamos a acompañar.

    ¡Hasta que todos seamos libres!
    ¡Hasta que todas seamos libres!

    Grupo de trabajo No Estamos Todxs

     

    ¿Cómo acompañar a los #PresosEnAYuno en Chiapas?

    Aquí 3 acciones para #TejerLaSolidaridad a convocatoria del Grupo de Trabajo No Estamos Todxs


    📩Escribe una carta
     

     
    👩‍🎨Súmate a la campaña artística

    ✍️Firma la petición: https://frayba.org.mx/cese-de-amenazas-y-hostigamientos-a-presos-en-huelga-de-hambre-en-chiapas/
     

    Comentarios cerrados.

    Creado con Nirvana & WordPress.